El viaje en AVE entre Málaga y Sevilla se reducirá a una hora y 25 con el ‘by pass’ y sin paradas

Fomento estima que la solución propuesta, y que es criticada por la Junta, permitiría multiplicar por cuatro la demanda en los próximos 20 años

Ignacio Lillo
IGNACIO LILLOMálaga

El viaje en AVE entre Málaga y Sevilla se podría recortar como máximo hasta una hora y 25 minutos, esto es, media hora menos que el actual. Este podría ser el tiempo de trayecto gracias al futuro ‘bypass’ proyectado en Almodóvar del Río, y siempre que Renfe suprima en algunas relaciones las escalas que actualmente todos los trenes hacen en Antequera y Puente Genil. Así lo planteó ayer en la capital Manuel Niño, secretario general de Infraestructuras del Ministerio de Fomento. El nuevo enlace de por sí, aunque se mantuvieran los servicios actuales (con escalas), supondría un ahorro de 20 minutos, hasta la hora y 35; a lo que se sumarían unos diez minutos de reducción con trayectos directos.

Noticia relacionada

Al respecto, fuentes de Renfe indicaron que todavía no se ha hecho la obra y por tanto no se han diseñado los futuros servicios. Además, cuando esté acabada, el escenario habrá cambiado, tras la incorporación de Granada a la alta velocidad, y habrá que coordinar los servicios entre las tres capitales. Con todo, reconocieron que sería factible establecer un tren completamente directo entre Málaga y Sevilla de ida y vuelta, a diario, aunque ello se verá en función de los estudios de demanda. Al tiempo, puntualizaron que Córdoba de por sí genera mucho tráfico ferroviario.

Al respecto, Niño puso de relieve que actualmente se mueven unos 900.000 pasajeros al año en el corredor Málaga-Córdoba-Sevilla, de los que sólo el 12% viajan entre las dos principales capitales andaluzas, con seis servicios diarios en cada sentido. Por tanto, según los cálculos de Fomento, con el ‘bypass’ tal y como está diseñado, sin las estructuras complementarias que están demandando la Junta, Civisur y los ingenieros, habría margen para cuadruplicar la demanda, lo que, según sus cálculos, da un horizonte de crecimiento de unos 20 años.

En el caso de que las peticiones de los clientes se disparen, o si el eje llegara a la saturación, Niño aseguró que el estudio informativo elaborado por Ineco (la consultora del Ministerio) contempla acometer los saltos de carnero, esto es, dos viaductos para superar las líneas del AVE sin ocuparlas. El coste estimado sería de unos 15 millones de euros cada uno, según fuentes técnicas consultadas. También se llevaría a cabo en ese momento el desdoblamiento de la vía única que se plantea en un principio. Estas mejoras sirven para aumentar la capacidad del enlace, pero no la velocidad del trayecto. «Las infraestructuras se adaptan a la demanda, cuando aumente se harán las mejoras necesarias pero ahora es suficiente con el proyecto previsto». Y todo ello, dijo, marcado por los planes de la Junta de continuar con el Eje Ferroviario Transversal, que se quedó parado a medio construir, y que realmente supondría un salto de calidad.

El secretario general de Infraestructuras rechazó las quejas de la Junta y otras entidades por la falta de seguridad del nuevo trazado (debido, sobre todo, al radio de la curva, de sólo 500 metros, y al uso de un tramo de las actuales vías en sentido inverso) y aseguró que se ha diseñado por ingenieros cualificados de Ineco, con los estrictos protocolos que impone la alta velocidad. Como el resto de la línea el ‘by pass’ estará regulado por los sistemas ERTMS y LZB, que no permitirán que la velocidad máxima supere nunca la prescrita para ese tramo (de 100 km/h).

Niño rechazó que con el ‘by pass’ se puedan alcanzar tiempos de trayecto de 70 minutos, como plantean desde Civisur, y dijo que acercarse a una hora sólo es posible con el Eje Transversal, que comenzó a ejecutar la Junta hace una década y que se quedó parado y sin terminar. Aunque, a su juicio, el Gobierno andaluz no ha renunciado a esta infraestructura.

No al AVE «low cost»

Las explicaciones siguen sin convencer al Gobierno de Susana Díaz, que fue tajante ayer en que no va a aceptar ninguna propuesta «low cost» que plantee el Ejecutivo central para el ‘by pass’. El portavoz del Gobierno andaluz, Juan Carlos Blanco, en la rueda de prensa posterior a la reunión semanal del Consejo de Gobierno, aseguró que la Consejería de Fomento ya ha mostrado su «oposición rotunda» a la propuesta que se ha planteado.

Sobre este asunto, Blanco dijo que están pendientes de una reunión donde el Ministerio dé las explicaciones oportunas de por qué «se hace exactamente lo contrario que en otras comunidades». «Andalucía no va a aceptar ninguna propuesta de bajo coste, low cost, menos si cabe al hablar de la seguridad de las personas que utilicen ese trayecto», apostilló el portavoz.

.

Fotos

Vídeos