Málaga es la provincia con un crecimiento más intenso del empleo de todo el país

Málaga es la provincia con un crecimiento más intenso del empleo de todo el país

2017 acaba con un aumento del 5,2% en la afiliación a la Seguridad Social, con 28.486 trabajadores más, y una caída del paro registrado de 10.575 personas

Nuria Triguero
NURIA TRIGUERO

Buena noticia para empezar el año: según los datos publicados ayer por el Ministerio de Empleo y Seguridad Social, Málaga fue la provincia española donde más intensamente creció el empleo en 2017. A lo largo de los doce últimos meses, la provincia ha acumulado un incremento de 28.486 afiliados en la Seguridad Social, que representan más de una cuarta parte de los 100.000 que ganó Andalucía en ese periodo. Se trata de un fuerte incremento; de hecho, no hay otra provincia en España que iguale la tasa de crecimiento de afiliación de Málaga, que fue del 5,17%. La media nacional fue del 3,42% y la andaluza, del 3,44%.

España registra el mayor aumento de afiliación en doce años

España vivió en 2017 el mejor año en creación de empleo de los últimos 12 ejercicios, después de que la afiliación a la Seguridad Social aumentara en 611.146 cotizantes. Se trata de un registro que no se había alcanzado desde 2005, cuando el número de trabajadores se incrementó en casi un millón por el efecto de la regularización de inmigrantes.

Con el aumento de los 12 últimos meses, son ya 18,4 millones los ciudadanos con trabajo con los que cuenta España, una referencia que no se veía desde hace una década. Se consolidan cuatro años consecutivos con crecimiento de empleo, después de que la Seguridad Social incorporara 417.574 afiliados más en 2014, otros 533.186 en 2015 y 540.655 en 2016.

Pero para que se mantenga este dinamismo ha sido necesario un grado de rotación que tampoco nunca antes se había visto. Porque para consolidar cada uno de esos 611.000 puestos fue necesario que se firmaran 21,5 millones de contratos de todas las modalidades, según los datos del Ministerio de Empleo. Es decir, a razón de 35 contratos por cada empleo efectivamente generado. La estadística muestra una realidad aún más llamativa si sólo se tienen en cuenta las 317.000 afiliaciones de carácter indefinido que se han materializado durante el último año.

De esta manera, Málaga se sitúa ya con 579.787 cotizantes, recuperando así niveles de afiliación propios de antes de la crisis. No obstante, hay que recordar que en la última década la provincia ha ganado población, lo que explica que ahora, con similar cantidad de gente trabajando, la cifra de parados sea muy superior.

El gran ‘pero’ que cabe ponerle a estas cifras es la alta temporalidad del empleo creado. En 2017 se firmaron en la provincia más de 770.000 contratos, es decir, 27 contratos por cada puesto de trabajo creado.

El sector que más empleo creó en 2017 en Málaga no fue, como cabría imaginar, la hostelería, sino la construcción, que confirma con autoridad su recuperación sumando nada menos que 5.700 afiliados, un 14% más de los que tenía a cierre de 2016, y situándose con un total de 45.000. La restauración y los hoteles se sitúan en segunda posición, con un aumento de casi 3.800 cotizantes, seguido del comercio con 3.000. Pero el crecimiento del empleo se extiende a la mayoría de ramas de la economía malagueña: las actividades administrativas han sumado también casi 3.000 efectivos; la educación y la sanidad, 2.000 trabajadores respectivamente; el área que engloba las nuevas tecnologías, 1.200; la industria, 1.000...

En cuanto al paro registrado, la provincia continuó en 2017 la senda de bajada que inició hace ya cinco años. Este año arranca con 10.575 desocupados menos de los que había al empezar 2017. Y sin embargo, el desempleo aún no ha vuelto a niveles previos a la crisis. Hay todavía 157.573 malagueños inscritos en el Servicio Andaluz de Empleo, los mismos aproximadamente que en 2009.

La bajada interanual del paro de 2017 ha sido menos intensa que la de 2016, cuando la cifra de desocupados cayó en 13.553, o lo que es lo mismo, un 7,46%. En 2017 el descenso porcentual ha sido del 6,29%. A nivel andaluz, Málaga se sitúa como la tercera provincia donde más se ha reducido el paro por detrás de Sevilla (-14.696) y Cádiz (-13.492).

La mayor bajada se ha producido, como es lógico, en el sector que emplea a más del 80% de la población asalariada malagueña: los servicios. Hay 4.203 parados menos en este sector que hace un año (-3,6%). Sin embargo, es la construcción el ramo que ha experimentado una bajada más intensa en términos relativos, con 2.935 desempleados menos que equivalen a un 15%. La mejoría también se ha notado en la industria (-929) y la agricultura (-352), así como en el colectivo sin empleo anterior (-2.156).

Centrando el análisis solamente en el mes de diciembre, Málaga registró una bajada de 757 parados respecto al mes anterior. Este pequeño descenso pone freno a la racha de los cuatro meses anteriores en los que ha estado subiendo el desempleo. No obstante, si se compara con lo que ocurrió en el resto de la región sabe a poco, puesto que es la caída más débil de las que se han registrado en las provincias andaluzas.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos