Málaga, provincia andaluza con más agresiones físicas a profesionales del SAS

A. ESCALERA MÁLAGA.

La provincia de Málaga lidera en Andalucía las agresiones a los profesionales del SAS. El año pasado se registraron 48, una más que en 2015. El total acumulado desde 2007 es de 495 agresiones físicas a trabajadores de la sanidad pública en la provincia de Málaga. La segunda posición de esta clasificación negativa la ocupa Sevilla con 420. Estos datos fueron presentados ayer por CC OO. Si se analiza el cómputo total de agresiones (físicas y verbales), Málaga registra 2.041 en los diez años analizados (187 en 2016), solo superada por Sevilla (2.190). El total andaluz es de 8.907, lo que supone una media diaria de 2,43 agresiones a los trabajadores del SAS.

Comisiones exige la creación de un observatorio de agresiones compuesto por todas las partes implicadas (Administración sanitaria, organizaciones sindicales, personal técnico de prevención, profesionales, fiscales, asociaciones de consumidores y usuarios, colegios profesionales y trabajadores sociales) para analizar y evaluar los motivos de las agresiones e implantar medidas reales y efectivas que hagan disminuir esa oleada de intimidación.

El secretario provincial de Sanidad de CC OO, Rafael González Delgado, dijo que los colectivos que sufren más la violencia de los ciudadanos son médicos (40,05 por ciento), enfermeros (34,31 por ciento) y auxiliares de enfermería (21 por ciento). El sindicalista precisó que un 13,10 por ciento de la plantilla de profesionales del SAS en Málaga sufrió algún tipo de agresión (física o verbal) entre 2007 y 2016. Las demoras que padecen los usuarios cuando demandan asistencia y la masificación de los centros sanitarios (sobre todo las urgencias) son los motivos principales que desencadenan una actitud violenta, indicó González Delgado.

Los recortes aplicados en la sanidad pública a partir de 2011 y el aumento de la presión asistencial al haber menos trabajadores son un caldo de cultivo para el aumento de las agresiones al personal del SAS. González Delgado se mostró partidario de un endurecimiento de las penas contra los agresores como modo de frenar esa lacra que afecta los profesionales sanitarios.

La secretaria de Salud Laboral de la Federación de Sanidad y Sectores Sociosanitarios de CC OO de Andalucía, Rosa Martín, señaló que el SAS debe actuar de manera más decidida para frenar esos hechos. El sindicato reclama la elaboración de un mapa de riesgos en las unidades de los centros sanitarios y estudiar sus características propias. Martín expresó la necesidad de constituir un foro u observatorio que coordine las actuaciones contra las agresiones. Asimismo, CC OO apuesta por crear la figura del mediador social y educador. Un punto importante para el sindicato es que en los servicios donde se acumulan más agresiones (urgencias y consultas de atención primaria) las plantillas tienen que estar al cien por cien para evitar demoras en la atención.

Fotos

Vídeos