Málaga probará unas pantallas acústicas para reducir el ruido de las terrazas de los bares

Boceto de los toldos. /SUR
Boceto de los toldos. / SUR

El Ayuntamiento recreará la actividad real de una terraza de ocio en el Centro Asesor Ambiental de la calle Montaño antes de hacer pruebas reales

Juan Soto
JUAN SOTOMálaga

El área de Medio Ambiente va a realizar la primera prueba piloto para medir la efectividad de unas nuevas pantallas acústicas que tratarán de reducir el ruido generado en las terrazas de los bares de la capital. El concejal de Sostenibilidad Medioambiental Raúl Jiménez anunció ayer que la prueba la realizarán durante el próximo mes de noviembre en el Centro Asesor Ambiental de la calle Montaño, en donde se recreará la actividad real de una terraza de ocio.

Durante su intervención en el 48º. Congreso Español de Acústica que se celebra en La Coruña, el edil explicó que tras esta prueba piloto instalarán el mismo sistema en situaciones reales para obtener una valoración definitiva de su eficacia.

La solución técnica propuesta por el Consistorio y diseñada por la ingeniera acústica Inés Aragüez emplea, a modo de techo de la terraza, una estructura formada por paneles sándwich absorbentes, que se montarán de forma abisagrada semejante a un acordeón para hacer posible su plegado junto a la fachada cuando no se esté utilizando.

Tal y como ya adelantó este periódico (SUR 7/7/16), el sistema diseñado por la ingeniera malagueña se basa en la utilización de un material que se utiliza para elaborar las pantallas acústicas que se instalan en las autovías o en las vías férreas para evitar molestias a la viviendas más cercanas.

Ventajas

La utilización de dichos paneles tipo séndwich aportaría muchas ventajas tanto a los vecinos como a los empresarios, ya que es resistente al fuego (evitaría que las llamas llegaran a los pisos situados sobre el local) y puede actuar como barrera térmica (disminuye el calor en verano o el frío en invierno). Además es plegable, por lo que se evita que la seguridad de las viviendas situadas en la primera planta de los edificios se ve comprometida.

Durante su intervención en La Coruña, el concejal de Sostenibilidad Medioambiental defendió que la utilización de estos paneles ofrece un alto parámetro de aislamiento acústico, que se sitúa entre 20 y 30 dB. Además, se trata de elementos que pueden adaptarse tanto a las necesidades mecánicas como estéticas que requieran su uso. El proyecto propone que la parte superior de los paneles sea de color blanco, con la idea de que actúen al mismo tiempo como reflector solar, haciendo funciones también de barrera térmica para los usuarios de la terraza. Según las estimaciones iniciales, el uso de este apantallamiento permitiría la reducción acústica de 20 dB en el ruido que llega a la terraza de la vivienda situada en el primer piso, y de 9 dB, en el caso de la vivienda situada enfrente.

Hace tres años el Consistorio ya estudió la posibilidad de instalar pérgolas fonoabsorbentes en la zona de El Romeral para evitar las molestias ocasionadas por los bares, aunque finalmente se descartó porque requería de instalaciones fijas que podrían aumentar la inseguridad.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos