Málaga, primera ciudad con dos líneas de auobuses urbanos completamente híbridos

Málaga, primera ciudad con dos líneas de auobuses urbanos completamente híbridos

Los 11 nuevos vehículos de última generación cuentan con tracción totalmente eléctrica que permite ahorrar un 55% de combustible

SUR

El alcalde de Málaga, Francisco de la Torre, y la concejala de Movilidad, Elvira Maeso, han presentado esta mañana 11 nuevos autobuses Eléctrico-Híbridos que desde hoy circularán por las líneas circulares de la ciudad coincidiendo con su próximo 15 aniversario. Málaga se convierte por tanto en la primera ciudad de España con dos líneas urbanas relevantes con todos los autobuses eléctrico-híbridos.

Con una inversión de 4.512.090 euros (IVA incluido), integran el último lote de un total de 46 nuevos autobuses que progresivamente se han incorporado a la EMT a lo largo de este año. El importe total destinado a las mejoras en la movilidad de la ciudad con la adquisición de nuevos vehículos asciende a 15.594.843 euros (IVA incluido).

La eficiencia y el respeto por el medio ambiente son claves en la progresiva modernización de la flota de la EMT. Estos autobuses consumen un 55% menos de combustible gracias al sistema híbrido (Eléctrico y Euro-6) así como a la recuperación de energía durante el frenado. Esto permitirá un ahorro a lo largo de un año de más de 195.635 litros de combustible, lo que implica una reducción del mismo porcentaje en emisiones de gases de efecto invernadero (511 toneladas de CO2).

Las líneas circulares, en funcionamiento desde 2003, representaron una solución disruptiva en cuanto a la movilidad existentes en la ciudad y el comienzo de una nueva concepción de trazados que permitían acceder al destino final del desplazamiento sin necesidad de transbordo.

Hasta la puesta en funcionamiento de las líneas circulares, Málaga contaba con una red radial que hacía necesario el transbordo en el centro de la ciudad para acceder a destinos situados en el lado contrario del centro con respecto al punto de origen. Dichas líneas representaron toda una revolución ya que acercaban con un solo viaje todos los puntos de interés situados en el extremo contrario del casco urbano de la ciudad. En su concepción se tuvo en cuenta la disminución de la duración de los trayectos, por ello se proyectaron dos líneas: C1 y C2 cuyo sentido es contrario. La C1, por su parte, circula en el sentido de las agujas del reloj, y la C2, lo contrario. La evolución de los viajeros de estas líneas ha sido muy positiva. En su conjunto cuentan con 3 millones de usuarios al año, con un crecimiento durante 2017 en torno al 3%.

La asignación de estos nuevos autobuses eléctrico-híbridos a estas líneas, cuyo trazado se desarrolla totalmente por zonas densamente pobladas, beneficiará de forma significativa a la disminución de las emisiones contaminantes en la zona.

Málaga se convierte en la primera ciudad en España que implementa dos líneas de referencia con todos los autobuses eléctrico-híbridos. Esta medida permitirá realizar un exhaustivo análisis comparativo de la eficiencia en real de dos líneas con todos los autobuses eléctrico-híbridos. A partir de este análisis se podrá valorar la idoneidad real del uso de estos autobuses más ecológicos con respecto a autobuses diésel. Para ello, se realizará un análisis tanto de los consumos y emisiones como de la percepción por parte del cliente ante un nuevo concepto de movilidad en autobús.

Los vehículos son de la marca IVECO modelo URBANWAY HÍBRIDO PS/ECH/JB3B. Estos autobuses cuentan con los últimos avances en accesibilidad, un mayor espacio reservado para Personas de Movilidad Reducida (PMR), doble rampa (automática y manual) y suspensión neumática integral y sistema neumático para facilitar el acceso de los viajeros, bajando la altura del autobús cuando realiza la parada.

Los nuevos autobuses cuentan con un gran panel frontal a color de indicación de número de línea. De esta forma, además de identificar las líneas por el número, también es posible identificarlas por el color o combinación de colores asociado a la misma.

En el techo cuentan con placas fotovoltaicas, al igual que el resto de la flota. Mediante esta tecnología es posible disminuir el consumo de combustible al tiempo que permite aportar energía a las baterías incluso cuando los vehículos se encuentran apagados.

En cuanto al interior, la iluminación se realiza con tecnología led, mucho más respetuosa con el medio ambiente por su bajo consumo. También disponen de puertos USB para recargar los dispositivos móviles durante el desplazamiento en el autobús, así como la posibilidad de pagar con móviles con tecnología NFC.

La tracción es completamente eléctrica, esto significa que son motores eléctricos los que se encargan de mover el autobús. El motor de combustión, mucho más pequeño que el utilizado en un autobús de 12 metros convencional, actúa de generador de electricidad y es el encargado de cargar las baterías. Al tratarse de tracción eléctrica, disponen de toda la potencia desde el primer momento, sin necesidad de revolucionar el motor para acelerar.

En cuanto a las emisiones contaminantes, la reducción alcanza (respecto a las unidades a las que sustituye) valores de hasta un 98,34%. Reduce el nivel de emisiones de CO en un 99,66%, los hidrocarburos en un 100%, los NOx en un 97,30% y las partículas en un 99,47%.

La lucha contra el cambio climático pasa por el uso eficiente de los recursos, por ello, el transporte en autobús se muestra como la herramienta más eficaz para disminuir el nivel de emisiones contaminantes en las ciudades. Cada autobús es capaz de quitar de las calles hasta un máximo de 14.400 coches al día. Si a ello se le une la optimización del espacio público debido a la cantidad de superficie que necesitan los coches para circular (en contraposición con el espacio ocupado por un autobús), se puede concluir que el uso del autobús es una de las mejores formas de luchar contra el cambio climático.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos