Málaga tiene potencial pero «no está en el mapa» de la industria aeroespacial

Leandro Olalla, Miguel Ángel Morell, Vicente Díaz, Antonio Gómez Guillamón y Felipe Romera. :: sur
Leandro Olalla, Miguel Ángel Morell, Vicente Díaz, Antonio Gómez Guillamón y Felipe Romera. :: sur

Un directivo de Airbus anima en los cursos de verano de la UMA a empresas, PTA y Universidad a trabajar para situar a la ciudad en el foco de compañías tractoras del sector aeronáutico

NURIA TRIGUERO MÁLAGA.

«Hay que poner a Málaga en el mapa de la industria aeronáutica porque ahora no lo está. Para Airbus, por ejemplo, en España existen Madrid y Sevilla, punto». Con esta sinceridad se expresó ayer Miguel Ángel Morell, jefe de ingeniería de aviones militares de Airbus, en un seminario que organiza el Parque Tecnológico de Andalucía en el marco de los cursos de verano de la UMA. Conocedor del interés que existe en la ciudad por conformar un polo de industria auxiliar del sector aeroespacial que complemente al de Sevilla, el directivo animó a empresas, PTA y Universidad a trabajar para «poner a Málaga en el mapa», ya que el potencial «existe». De hecho, destacó la labor puntera que hacen compañías locales como Aertec, Mades o DHV Technology, con cuyos representantes departió en el curso y cuyas sedes visitó inmediatamente después. «Las grandes empresas nos fijamos mucho en lo que hacen las pequeñas porque necesitamos ideas nuevas. Málaga, teniendo la Universidad y el PTA, es un vivero muy bueno de ideas; el problema es que no se conoce fuera lo que se hace aquí», explicó.

¿Cómo sentó este baño de humildad en el Clúster de Sistemas Aeronáuticos del PTA, que lleva ya varios años trabajando para posicionar a Málaga en ese mapa de la industria de la aviación? Uno de sus principales impulsores es Antonio Gómez Guillamón, cofundador de Aertec, que escuchó en directo la opinión de Morell. «Es una aseveración cruda pero realista. Nos queda mucho camino por recorrer, pero también es verdad que hace dos años ni siquiera aparecíamos en el mapa andaluz y ahora sí», opina el empresario, que aboga por organizar más eventos para atraer a «prescriptores del sector» como el propio Morell. «Hace seis meses General Atomics, una empresa americana especializada en grandes aeronaves no tripuladas, organizó un 'tour' por España y decidió visitar Madrid, Bilbao y Málaga», apunta como ejemplo del camino a seguir.

Múltiples oportunidades

Gómez Guillamón apuntó ayer en el coloquio que siguió a la charla de Morell que hay «muchas empresas malagueñas» capaces de captar las múltiples oportunidades que van a surgir en torno a esta industria, «tanto en relación con la fábrica 4.0. como con la propia ingeniería de producto, siempre desde el punto de vista de los sistemas aeronáuticos».

Leandro Olalla, gerente de desarrollo de negocio y gestión de programas en Mades, otra empresa del PTA que desarrolla tecnología para el sector aeroespacial, compartió la visión de Gómez Guillamón e incidió en que Málaga «está muy bien posicionada a nivel de sistemas electrónicos» y eso «hay que potenciarlo», pues los fabricantes Boeing y Airbus van a «necesitar desarrollar su cadena de suministro» en los próximos años. Y es que si en algo coincidieron todos los ponentes en la jornada de ayer fue en el fuerte crecimiento que va a experimentar el negocio de la aviación en los próximos años.

Vicente Díaz, cofundador de DHV Technology -empresa también malagueña que aplica la energía fotovoltaica a los satélites espaciales- abogó por fomentar el emprendimiento entre los estudiantes de ingenierías, ya que «se aprecia miedo y desconocimiento de los pasos que hay que dar» para montar un proyecto empresarial. «Hay mucho talento en Málaga y Andalucía y tenemos que evitar la fuga de cerebros, sólo así lograremos que dentro de cinco o diez años haya crecido el tejido industrial», afirmó Asimismo, destacó la oportunidad que supone «tener cerca un polo aeronáutico como el de Sevilla» y de contar en Málaga «con una universidad muy puntera en ingenierías».

Más

Fotos

Vídeos