Málaga se opone al encarcelamiento de inmigrantes en Archidona y pide su liberación

El Pleno del Ayuntamiento de Málaga de este jueves. /Álvaro Cabrera
El Pleno del Ayuntamiento de Málaga de este jueves. / Álvaro Cabrera

El pleno vuelve a aprobar una moción para que «a la mayor brevedad» se decida el modelo de gestión de Limasa y rechaza adquirir a los privados sus acciones como proponía el PSOE

ANTONIO M. ROMERO y PILAR R. QUIRÓSMálaga

El pleno del Ayuntamiento de Málaga ha mostrado esta mañana, en su sesión ordinaria de noviembre, el rechazo al internamiento de inmigrantes en situación administrativa irregular en la cárcel de Archidona y ha exigido al Ministerio del Interior su inmediata puesta en libertad tal y como pedían en sendas mociones los grupos de izquierda Málaga Ahora e IU-Málaga para la Gente.

El PSOE IU-Málaga para la Gente, Málaga Ahora, Ciudadanos y el concejal no adscrito Juan José Espinosa han votado a favor de rechazar el internamiento de estos inmigrantes en la prisión archidonesa, mientras que el PP se ha abstenido; por su parte, socialistas y populares también se han abstenido en la reclamación a Interior de la puesta en libertad de estas personas.

Noticias relacionadas

Sí ha habido unanimidad al reclamar a la Junta de Andalucía a que, en colaboración con la Fiscalía de Menores, investigue si hay menores en dicho centro penitenciario, en instar a todas las administraciones públicas a ofrecer su colaboración al Gobierno para brindar espacios y recursos para el acogimiento de las personas inmigrantes, así como que estas instituciones colaboren con el Ayuntamiento de Archidona para ayudar y colaborar con los familiares de las personas internadas en la prisión y pedir al Ejecutivo central y la Unión Europea (UE) para que articulen actuaciones y normas encaminadas a la descriminalización de la inmigración y la puesta en marcha de inversiones en los países de origen para erradicar a las mafias que se aprovechan de los inmigrantes.

Antes de aprobar estas dos mociones, el pleno dio luz verde por unanimidad a una moción institucional en la que el Ayuntamiento de Málaga reafirma el su compromiso del pasado 24 de abril de rechazo a la apertura de un Centro de Internamiento de Extranjeros (CIE) en la ciudad de Málaga, pide a Gobierno que negocie con la UE para buscar una solución a la situación de la inmigración irregular, a incrementar la plantilla de funcionarios que se ocupan de los trámites de atención a los inmigrantes, pedir la puesta en marcha de unas instalaciones en el puerto de Málaga para atender a estas personas y que la prisión de Archidona se destine a la actividad para la que fue construida.

Durante el turno de intervenciones en el debate, los portavoces de IU y Málaga Ahora, Eduardo Zorrilla e Ysabel Torralbo, respectivamente, denunciaron que la prisión de Archidona no cumple los requisitos mínimos para prestar los servicios esenciales y que con el internamiento en la misma de inmigrantes que no han cometido ningún delito se está produciendo “una vulneración de la legislación española y de los derechos humanos”.

Zorrilla lamentó que el Gobierno central haya tratado a estos inmigrantes como “delincuentes” y consideró “un atentado” que se interne en una cárcel a personas que no han cometido un delito. Mientras que el portavoz del PSOE, Daniel Pérez, sostuvo que en este caso el PP ha demostrado “ser insensible” con los inmigrantes. Por su parte, el concejal de Derechos Sociales, Julio Andrade, admitió que unas instalaciones para uso penitenciario no es el lugar para acoger a personas que no han cometido un delito.

Por otro lado, el pleno del Ayuntamiento de Málaga ha vuelto a aprobar por unanimidad, una vez más, una moción del PSOE en la que se insta al equipo de gobierno a que “a la mayor brevedad posible” decida el modelo de gestión de la empresa de limpiezas Limasa, pero rechazó, con los votos de PP y Ciudadanos, la propuesta de los socialistas para que el Consistorio comprara a los socios privados el 51% de sus acciones por 3 millones de euros -provenientes del fondo de reinversión-.

Daniel Pérez justificó esta propuesta en que será medida transitoria que permitiría poder acometer inversiones en materias como la que redunden en la mejora de la limpieza e la ciudad.

El debate de esta moción, referente a uno de los asuntos más polémicos y que está marcando la agenda política en el actual mandato municipal como es Limasa, provocó un rifirrafe entre el socialista Daniel Pérez con el popular Raúl Jiménez, concejal de Sostenibilidad, y Juan Cassá, portavoz de Ciudadanos.

Jiménez tachó de “chorrada” la propuesta presentada por el grupo socialista y recordó que la adquisición de las acciones a los privados no permitiría la realización de las inversiones como sostiene el PSOE porque el contrato de adjudicación se encuentra en situación de prórroga.

“Hace el ridículo diciendo que comprando ese 51% se pueden hacer inversiones”, le espetó el edil de Sostenibilidad al portavoz socialista, a quien acusó de “no haberse aprendido la lección” y le lanzo una pulla al decir que su compañera del PSOE Begoña Medina podría haber defendido mejor la moción porque tiene un mayor conocimiento de la empresa Limasa.

Daniel Pérez acusó a Raúl Jiménez de decir “tonterías” y defendió que con su propuesta se dejaría de pagar cinco millones de euros anuales a los privados y se podrían hacer inversiones. El portavoz socialista, que defendió una Limasa pública, culpabilizó al alcalde, Francisco de la Torre, al PP y a su socio de investidura, Ciudadanos, de que la ciudad esté sucia.

Juan Cassá rechazó la propuesta del PSOE de adquirir las acciones de los privados en Limasa porque “no es un buen plan para los malagueños y las arcas municipales porque sería heredar la desastrosa gestión económica de Limasa” y ante las críticas de Pérez, el portavoz de Ciudadanos dijo estar encantado de que el PSOE ponga el foco en ellos porque eso significa que “algo estaremos haciendo bien”.

El pleno aprobó por unanimidad instar a la Junta de Andalucía a cumplir con los compromisos suscritos con el Ayuntamiento de Málaga para construir carriles-bici en la ciudad tal y como planteó el PP en una moción urgente. Asimismo, se dio luz verde a pedir a la Consejería de Igualdad y Políticas Sociales una línea anual de subvenciones para atender a las personas sin techo. En un pleno que se desarrolló con más agilidad que en otras ocasiones, salió adelante la propuesta de Ciudadanos para que el Consistorio intensifique las conversaciones con el administrador concursal de los edificios ocupados en las calles Marqués de Valdeflores para proceder al desalojo de los inmuebles y garantizar unas mínimas condiciones de seguridad que eviten futuras ocupaciones y la propuesta del edil no adscrito, Juan José Espinosa, para que el futuro reglamento de participación ciudadana promueva la realización de una consulta al año sobre cinco asuntos de interés de la ciudad para que los malagueños se pronuncien.

Asimismo, el pleno aprobó la concesión del título de Hijo Predilecto de Málaga a Chiquito de la Calzada y la entrega de la medalla de la ciudad al Parque Tecnológico de Andalucía (PTA).

Por último, aunque fue lo primero que se trató en la jornada plenaria, IU-Málaga para la Gente no consiguió sacar adelante el dictamen que venía de la comisión de Derechos Sociales en el que la edil Remedios Ramos se había autoenmendado para que la avenida Carlos Haya pasase a llamarse 4 de diciembre de 1977. Los votos del PP y los de Ciudadanos se unieron para que no se aprobara: el PP pedía que estos temas se traten en la comisión de la Memoria Histórica, y el edil naranja, Alejandro Carballo, fue más allá y demandó que si se cambia el nombre de avenida Carlos Haya habría que recuperar el del camino de Antequera, que es el histórico y el que querrían todos los que han vivido y viven allí.

Por estos motivos, finalmente el portavoz de IU-Málaga para la Gente, Eduardo Zorrilla, se tuvo que adherir a última hora a la moción institucional que propuso el PP. Esta iniciativa, que fue aprobada por unanimidad como corresponde, era la moción inicial de IU-Málaga para la Gente (sin la autoenmienda de Ramos) que tiene por objetivo que el Ayuntamiento de Málaga reconozca la fecha histórica del 4 de diciembre de 1977, jornada en la que todas las ciudades andaluzas se realizaron manifestaciones en pos de la autonomía y en la que murió de un disparo el militante de CC.OO., Manuel José García Caparrós. En los acuerdos aprobados también se incluye que la Corporación apoye la movilización convocada este domingo 3 de diciembre y que se anime a todos los ciudadanos a participar en la misma, así como que se haga llegar el presente acuerdo a la familia de Manuel José García Caparrós.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos