Málaga necesitaría un hospital como el Clínico para alcanzar la media andaluza de camas

Antonio Benítez, Auxiliadora Moragues, Rafael González y Álvaro Sánchez./SUR
Antonio Benítez, Auxiliadora Moragues, Rafael González y Álvaro Sánchez. / SUR

Es la provincia de Andalucía peor dotada de camas públicas y la mejor si se cuentan solo las de las clínicas privadas

ÁNGEL ESCALERAMálaga

La provincia de Málaga necesita cerca de 500 camas del SAS, es decir, el equivalente a un hospital como el Clínico Universitario, para alcanzar la ratio andaluza por habitante. Esa cifra se eleva a más de 800 si se quiere llegar a la media española,lo que se asemeja a un centro como el Hospital Regional Carlos Haya. Así lo ha dicho este miércoles el secretario provincial de Sanidad, Rafael González Delgado, que ha presentado un balance sobre la situación sanitaria de Málaga. En ese informe se indica que la sanidad pública malagueña ha perdido 370 camas desde 2012 al pasar de 2.891 a 2.521. Es como si se hubiese cerrado un comarcal del estilo del Costa del Sol de Marbella, ha significado González Delgado.

CC OO reclama al SAS un plan de choque y que durante tres años se crezca por encima de la tasa de reposición de empleo

El mayor descenso se ha producido en el Clínico, que tenía 710 camas y se ha quedado con 531 (179 menos). A esa cifra hay que sumar las 140 que ha clausurado el Hospital Regional Carlos Haya, que dispone de 1.076 y contaba con 1.216. Málaga es la provincia andaluza con menos camas públicas: 15,47 por 10.000 habitantes. La media andaluza es de 18,44.

Por contra, la población ha crecido en 254.408 personas desde 2003 (18,50 por ciento). Para llegar a la media andaluza, la provincia malagueña necesita tener 483 camas públicas más de las actuales, cifra que asciende a 818 para igualarse a la media española, recalca el informe de CC OO, que hace hincapié en que Málaga ocupa la última posición española en ese indicador sanitario. Como España presenta la peor ratio de Europa, "no es descabellado decir que Málaga es la última de la Unión Europea en camas públicas", ha subrayado González Delgado, que ha estado acompañado en la rueda de prensa por los sindicalistas Auxiliadora Moragues y Álvaro Sánchez Cobos y por el enfermero gestor de casos Antonio Benítez.

En cambio, la provincia de Málaga lidera el ranking de las camas privadas de Andalucía con 2.104 (36,98 del total), mientras que el porcentaje de camas públicas solo es del 16,70 por ciento. Ese dato, según CC OO, "pone de manifiesto la infradotación de recursos públicos en asistencia especializada en nuestra provincia". El informe añade que los recursos hospitalarios públicos malagueños son casi los mismos de 1992, cuando se abrió el hospital de la Costa del Sol de Marbella, pese a que se ha registrado un aumento poblacional de casi medio millón de personas. "Hace 25 años que las inversiones en asistencia especializada en Málaga no se concretan en un indicador claro como son las camas hospitalarias", se recalca en el estudio del sindicato.

A ese respecto, González Delgado ha propuesto crear un consorcio con el Hospital San Juan de Dios similar al existente en Sevilla en el Hospital Aljarafe con lo que se aumentaría las camas disponibles y podría liberar camas a Carlos Haya. El Hospital San Juan de Dios de Málaga cuenta en la actualidad con 398 camas, según el Catálogo Nacional de Hospitales y podrían ser utilizadas todas o en parte como camas públicas a través de un consorcio.

Asimismo, se subraya en el informe que Málaga soporta desde hace más de una década una falta de inversiones en materia de sanidad que no se ha dado en otras provincias andaluzas. "Basta recordar las inversiones en la remodelación integral del Hospital Reina Sofía de Córdoba o el nuevo megahospital de Granada en el Parque de la Salud, realizados en este periodo de crisis", recuerda CC OO. "Esta falta de inversiones en Málaga se ha traducido en unos hospitales colapsados y en un deterioro claro de la asistencia que se presta, como nos refleja el ranking de listas de espera que lideramos muy a nuestro pesar un año tras otro, como también lideramos las agresiones a profesionales", se destaca en la conclusión final del estudio de Comisiones.

Petición de medidas urgentes al SAS

El modo de afrontar esas carencias pasa, a juicio de CC OO, por la puesta en marcha de un plan de choque que se articula en dos apartados. Por un lado, se reclama la apertura de todas las plantas cerradas en los hospitales (67 camas en total) y la utilización al cien por cien del Hospital del Guadalhorce. Además, CC OO exige que durante tres años se crezca un 33 por ciento por encima de la tasa de reposición para recuperar los 1.893 puestos de trabajo perdidos en la sanidad pública malagueña en los últimos años, ha precisado González Delgado. De ese modo, se crearían 750 empleos anuales.

Otras actuaciones imprescindibles son la construcción de un hospital de unas 800 camas a las espaldas del Materno Infantil, que unidas a las existentes supondrían entre 1.300 y 1.500 para el nuevo Hospital Regional Carlos Haya. En esa iniciativa iría también el desarrollo del Instituto de Investigación Biomédica. Por su parte, el actual Carlos Haya se reconvertiría en un hospital comunitario con 500 camas que se utilizarían, fundamentalmente, para pacientes crónicos y de media y larga estancia o que necesiten rehabilitación, aunque también podría convertirse en una especie de hospital comarcal. A ello se uniría la construcción de un CHARE en la zona este de la capital y la remodelación del Hospital Marítimo de Torremolinos.

Todas esas actuaciones supondrían un desembolso de unos 245 millones de euros. La inversión se desglosa en 150 millones para erigir el nuevo hospital, 50 para reformar Carlos Haya, 30 para el CHARE y 15 para el Marítimo. Mientras que esos proyectos se llevan a cabo, CC OO exige el incremento de las contrataciones de profesionales, sustituir al personal que esté de baja o de vacaciones en al menos el 80 por ciento de los casos y un aumento de las camas hospitalarias disponibles.

Temas

Cc Oo, Sas

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos