IU Málaga inicia su proceso asambleario, donde elegirá al 15% de sus delegados por sorteo

Guzmán Ahumada y Toni Valero, ayer en la sede de IU. :: sur/
Guzmán Ahumada y Toni Valero, ayer en la sede de IU. :: sur

A. M. ROMERO MÁLAGA.

IU en Málaga ha iniciado el proceso orgánico interno que desembocará en la celebración, el 23 de septiembre, de la asamblea provincial, donde una de las principales novedades es que el 15% de los delegados serán elegidos por sorteo. Así, de los 184 compromisarios, quince son miembros natos al ser integrantes de la dirección colegiada, 145 serán designados por las asambleas de base y 24 por sorteo -que podrán renunciar y ser sustituidos por los reservas si así lo deciden-. Con este nuevo sistema, se busca que los perfiles de militantes que habitualmente no salen elegidos como delegados puedan tener esa oportunidad, según explicó ayer el coordinador provincial de la coalición, Guzmán Ahumada.

Un Ahumada que no aclaró si optará a la reelección como coordinador provincial. «Debo ser honesto con el proceso aprobado y es justo esperar a los debates asamblearios para tomar la decisión de presentarme o no», dijo el dirigente de IU, que actualmente es el portavoz de la coalición en la Diputación y forma parte del equipo de gobierno municipal de Casares.

En el proceso asambleario provincial participarán un total de 4.092 integrantes de IU -3.040 simpatizantes y 1.052 militantes-. El calendario aprobado establece que en la primera fase se debatirán en las asambleas locales durante las próximas semanas los documentos políticos. El 11 de septiembre se deberán presentar las candidaturas a la dirección (el consejo provincial se reducirá a 70 miembros) con el coordinador provincial a la cabeza; del 18 al 20 se celebrará la votación, tanto on-line como presencial en las sedes; y el 23 de septiembre tendrá lugar la asamblea provincial.

Al igual que sucede en Andalucía, que celebrará su asamblea regional los días 7 y 8 de octubre, IU Málaga encara esta asamblea como la culminación del proceso de transición en IU desde un partido tradicional hasta un movimiento político y social que permita organizar «un bloque político y social alternativo a este sistema corrupto», según Ahumada.

En este sentido, se busca que la nueva IU sea más participativa; con procesos asamblearios anuales; donde se potencie el uso del referéndum para abordar las cuestiones más relevantes de la acción política; reducir los órganos ejecutivos para que sean más ágiles y flexibles; profundizar «en la estrategia de ruptura con el régimen del 78»; y abrir el debate sobre la unidad popular más allá de las elecciones para montar un bloque social «para empoderar a la gente» para lo que tienden la mano a alianzas con Podemos, según subrayó Toni Valero, secretario de Organización de IU en Andalucía.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos