Málaga no se calla y clama por el fin de la violencia machista

Cabeza de la manifestación. / Ñito Salas

Asociaciones, partidos políticos, instituciones y ciudadanos participan en la manifestación del Día Internacional por la Eliminación de la Violencia contra la Mujer

Agustín Peláez
AGUSTÍN PELÁEZ

Lamentablemente, un año más, Málaga tuvo que salir ayer a la calle para alzar su voz y exigir, alto y fuerte, el fin de la violencia machista, una lacra que se ha cobrado en lo que va de año la vida de 45 mujeres y de ocho menores. Quizá por eso más de mil malagueños no quisieron permanecer ajenos a esta lacra y decidieron volcarse con la manifestación del Día Internacional para la Eliminación de la Violencia contra la Mujer. Asociaciones, colectivos, partidos políticos, instituciones y ciudadanos secundaron la convocatoria de la Plataforma Contra los Malos Tratos a las Mujeres ‘Violencia Cero’, que partió de la plaza de la Merced y recorrió las principales calles del centro como una gran marea violeta para exigir el fin del maltrato.

«El machismo mata», «nos queremos vivas. Ni una muerta más», «somos muchos en la lucha», «queremos ser libre, no valientes», «el machismo es terrorismo», «más educación y menos violencia», «no quiero tu piropo, quiero tu respeto» o «más castigo para los asesinos», fueron algunas de las muchas consignas coreadas por los participantes en la manifestación. Y todo ello con el fin de denunciar que la violencia machista constituye la forma de terrorismo más extendida mundialmente, la consecuencia más brutal de la desigualdad, calificado por Naciones Unidas como «el crimen encubierto más numeroso del mundo», según Violencia Cero.

Noticias relacionadas

Encabezada por una gran pancarta en el lema «Ni una menos. ¡Nos queremos vivas!», la protesta no fue exclusiva de mujeres. Participaron hombres, familias y jóvenes, unidos para denunciar que miles de mujeres sufren a diario humillaciones, chantaje emocional, acoso en las redes sociales o son víctimas de violencia sexual, en la mayoría de casos por hombres de su entorno familiar o de amistad.

La manifestación, que se desarrolló sin incidentes, contó con la participación del coordinador general de IULV-CA, Antonio Maíllo, que reivindicó un pacto de Estado contra la violencia de género «que no sea el que actualmente está firmado que se dedica únicamente a recopilar normativas y actuaciones llevadas a cabo», sino uno «de carácter integral que aborde no sólo las agresiones sexuales de carácter público, sino que sobre todo concentre medidas de carácter preventivo y tolerancia absolutamente cero a macromachismos y micromachismos». También defendió potenciar «el papel educativo en favor del respeto y la igualdad de género» y abordar «una lucha contra la visión de patriarcado, una concepción de una sociedad machista que atraviesa todo, que nos atraviesa a todos».

Por su parte, el secretario general del PSOE de Málaga, José Luis Ruiz Espejo, reivindicó que exista «un compromiso personal, social e institucional que acabe con la violencia de género» y la puesta en marcha del Pacto de Estado que se alcanzó en el Congreso de los Diputados a instancias del PSOE.

El alcalde de Málaga, Francisco de la Torre, a quien un grupo de manifestantes al final de la protesta le gritó «los recortes también matan» cuando ya abandonada la plaza de la Constitución, destacó la importancia de la educación y de un trabajo conjunto de la sociedad y las administraciones para luchar contra la violencia machista.

Manifiesto

La manifestación concluyó pasadas las 13.30 horas en la plaza de la Constitución con la lectura de los nombres de todas las víctimas de la violencia machista. Posteriormente, se dio lectura a un manifiesto de la Plataforma Violencia Cero a cargo de la periodista de Diario SUR, Ana Barreales. El texto destacó la cifra de que en los seis primeros meses de 2017 Málaga ha registrado más de 4.000 denuncias por violencia de género y que hay más de 760 mujeres con órdenes de protección. El manifiesto denunció el sistema patriarcal que sustenta todas las desigualdades entre mujeres y hombres como la base de la violencia de género; y la pasividad y la dejación que en materia de igualdad que mantiene el Gobierno de la nación con los recortes de los últimos años en Políticas de Igualdad y en la lucha contra la Violencia de Género.

La Plataforma Violencia Cero exigió «el compromiso real y firme, no sujeto a negociaciones políticas, de la puesta en marcha de inmediato y ejecución de los 200 millones aprobados para 2017 del Pacto de Estado en la lucha contra el terrorismo machista», a la vez que recoger y establecer medidas efectivas para erradicar todas las formas de violencia contra las mujeres, atendiendo a las reivindicaciones feministas y considerando a las asociaciones y agentes sociales que trabajan por la igualdad como interlocutoras.

Más de un centenar de mujeres marchan en silencio en memoria de las víctimas

PABLO MARINETTO. Málaga fue ayer escenario no solo para la lucha contra la violencia de género sino también para el recuerdo a sus víctimas. Junto a la multitudinaria manifestación que tuvo lugar por la mañana, más de un centenar de personas se concentraron alrededor de las 19.00 horas en la plaza de la Constitución para rendir homenaje a las mujeres asesinadas a manos de sus parejas en lo que va de año.

Los participantes en la marcha, vestidos de riguroso negro y portando velas blancas, recorrieron en silencio las calles del centro hasta llegar a la plaza de la Merced. «Consideramos que un día como este requería también un tono fúnebre por la gravedad de la situación», explicaba una de las representantes de Málaga Feminista, que organizaba la marcha.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos