Llega el tiempo otoñal, aunque con temperaturas suaves y lluvias escasas

Los termómetros se mantendrán por encima de los 20 grados y sólo se esperan algunas precipitaciones leves el próximo fin de semana

IGNACIO LILLO* ILILLO@DIARIOSUR.ES MÁLAGA.

El Día de los Santos se celebrará de nuevo en manga corta y con poco ánimo para castañas calientes, al menos hasta que caiga la noche. El tiempo otoñal se abrirá paso a lo largo de esta semana, aunque tímidamente todavía, y lo hará con temperaturas suaves y lluvias escasas.

Los termómetros se mantendrán durante la primera mitad de la semana bastante altos, según la predicción del Centro Meteorológico de Aemet en Málaga. En la capital y la Costa las máximas rondarán los 23 grados, y 15-16 de mínima; mientras que en el interior estarán en torno a los 20-22 de día, y 12-13 durante la noche. De momento, no se ve claramente la hora en la que se producirá el esperado desplome del mercurio, a pesar de estar ya casi en noviembre.

Martes, 31Cielos nubosos y probabilidad de chubascos débiles en el litoral occidental
Temperaturas sin cambios.
Miércoles, 1
Temperaturas en ligero descenso y probabilidad de chubascos de madrugada y por la mañana.
Jueves, 2
Jornada tranquila y sin cambios en cuanto a las temperaturas y las lluvias.
Viernes, 3
Comienza el cambio hacia una situación que será un poco más desapacible.
Sábado, 4
Probabilidad de lluvias generalizadas en la provincia, aunque débiles (8-10 litros/m2).

En cuanto a las lluvias, la primera semana de noviembre se esperan algunos chubascos débiles, más probables el próximo fin de semana, pero Aemet anticipa que no serán de importancia, ni mucho menos permitirán reconducir la situación de sequía generalizada. Un primer frente barrerá la parte occidental de Andalucía y salpicará -levemente- a la provincia durante la jornada festiva del miércoles; mientras que otro lo hará previsiblemente hacia el sábado, con descargas que serán también poco abundantes, de entre cinco y diez litros por metro cuadrado, sobre todo en la parte occidental. No se puede perder de vista que este es el periodo más húmedo del año, y está pasando, de momento, con unos resultados muy bajos. En cuanto al viento, entrará poniente el fin de semana, a la vez que pasa el frente, entre el viernes y el sábado, lo que contribuirá a mantener los termómetros a niveles similares a los actuales.

El breve episodio tormentoso de mediados de octubre, que dejó hasta 100 litros por metro cuadrado en la Serranía de Ronda y poco más de 50 en el litoral, no ha permitido remontar las reservas almacenadas en los embalses, más allá de frenar momentáneamente su deterioro. A fecha de ayer almacenaban 208 hectómetros cúbicos, un tercio de su capacidad total; lo que según la Consejería de Medio Ambiente garantiza el abastecimiento de la población durante al menos 18 meses.

Tampoco se han recargado los acuíferos y al menos seis municipios de la zona norte de la provincia están sometidos a restricciones desde principios del verano. Los técnicos de la Junta están evaluando la situación, aunque de momento no se ha decretado la alerta por sequía, puesto que los recursos disponibles tienen un recorrido para consumo humano superior a un año.

El apunte optimista es que los modelos de predicción meteorológica describían el otoño como «normal», lo que significa que entre noviembre y diciembre debería llover de forma abundante, si es que se cumple el escenario descrito.

Para hoy, Aemet prevé cielos con intervalos nubosos, quedando poco nubosos durante las horas centrales del día, con probabilidad de chubascos ocasionales por la mañana y al anochecer en el litoral occidental. La máxima estará entre 23 y 25 grados, y la mínima, entre 12 y 16.

Más

Fotos

Vídeos