Limasa refuerza la presencia de barrenderos en los barrios y renovará buena parte de la flota

La mayor parte de la flota no se renueva desde 2001. /Ñito Salas
La mayor parte de la flota no se renueva desde 2001. / Ñito Salas

La plantilla vuelve a concentrar las vacaciones en verano, lo que permite contar con 125 operarios más el resto del año, pero obligará a contratar a eventuales en época estival

Francisco Jiménez
FRANCISCO JIMÉNEZMálaga

El Ayuntamiento mueve ficha para mejorar la limpieza en la ciudad de forma inmediata sin esperar a que se materialice el nuevo modelo de gestión, que contempla dejar la limpieza en manos privadas y municipalizar la recogida de basuras, y que no se hará efectivo previsiblemente hasta mediados de 2019. Desde hoy habrá una media de 125 operarios más de Limasa en las calles de Málaga. No sé trata de nuevos trabajadores, sino del excedente de personal generado por la nueva reorganización de las vacaciones de la plantilla, que volverán a concentrarse entre junio y septiembre en lugar de estar repartidas durante todo el año. Con esta vuelta a la situación que había hasta que en 2013 se obligó a los trabajadores a repartir sus días de asueto para así reducir gastos en contrataciones temporales durante el periodo estival, la empresa de limpieza se garantiza una plantilla más amplia durante buena parte del año. Aunque, como ocurría antes de los recortes, en verano deberá hacer frente al hueco que cada mes dejarán unos 400 trabajadores mediante personal eventual. Para estas contrataciones se reservará una partida de 3 millones de euros, que saldrán del presupuesto de Limasa aunque, como único cliente, serán previamente aportados por el Consistorio.

Si estos cambios se harán efectivos a partir de hoy, para el segundo semestre del año también se espera que empiecen a llegar los 78 nuevos vehículos que la entidad incorporará para modernizar una flota que ha quedado obsoleta tras 16 años de concesión sin apenas nuevas adquisiciones. En principio, está previsto la incorporación de 40 vehículos para el servicio de limpieza (fundamentalmente barredoras e hidrolimpiadoras), dos para el Centro Ambiental de Los Ruices y 36 para la recogida de residuos, de los que una quincena serán camiones para el vaciado de contenedores. Aunque aún no está definida la fórmula de adquisición (compra directa o alquiler), la inversión prevista superará los 10 millones de euros a pagar en cuatro anualidades.

Diez millones

Tanto las modificaciones del servicio como la renovación de la flota se acometen bajo la batuta de Limasa 3, cuya concesión permanece prorrogada desde abril de 2017 hasta que se materialice el cambio de modelo. «Vamos a dejar el servicio en las mejores condiciones durante este periodo de prórroga», aseguraba ayer el concejal de Sostenibilidad Medioambiental, Raúl Jiménez. En la misma línea, el edil de Economía, Carlos Conde, calificaba estos cambios como «un punto de inflexión en la limpieza de la ciudad».

A la espera de las mejoras ligadas a la adquisición de vehículos más eficientes, con mayores prestaciones, menos averías y también más silenciosos, los cambios en materia de personal permitirán potenciar el servicio en las zonas con mayores carencias. Según el plan diseñado, se destinarán 22 equipos (un vehículo y un operario) a tareas de limpieza con minihidrolimpiadoras en todos los distritos para quitar manchas en el acerado, así como otros 12 para el desbroce de la hierba que crece en aceras y bordillos. Además, se van a habilitar siete equipos más para el baldeo de calles y otros dos para 'borrar' los efectos de la movida en el Soho y el entorno de las calles Parras y Mariblanca.

Del mismo modo, se reforzará el barrido mecánico en Teatinos con un servicio de tarde. Asimismo, se reforzará la recogida de los contenedores soterrados, muebles, y la de papel y cartón, y se crearán dos brigadas (cuatro operarios y un vehículo) para el barrido de zonas menos frecuentadas y para refuerzo puntual en caso de necesidad.

Temas

Limasa

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos