Limasa refuerza la presencia de operarios en la calle y proyecta la renovación de parte de la flota

Trabajadores de Limasa en las tareas de la limpieza de calles (archivo). /SUR
Trabajadores de Limasa en las tareas de la limpieza de calles (archivo). / SUR

Los trabajadores vuelven a concentrar las vacaciones en verano, por lo que el resto del año habrá 125 empleados más, aunque en temporada alta se destinarán 3 millones en contratos eventuales

Francisco Jiménez
FRANCISCO JIMÉNEZMálaga

A partir de mañana, 1 de febrero, habrá una media de 125 operarios más de Limasa en las calles de Málaga. No sé trata de nuevos trabajadores, sino de los 125 que no se irán de vacaciones, toda vez que el periodo de asueto de la plantilla volverá a concentrarse entre junio y septiembre. De esta forma, la empresa se garantiza una plantilla más amplia durante buena parte del año, aunque en verano deberá hacer frente a las vacaciones de una media de 400 trabajadores mediante contrataciones de personal eventual. Para ello, se reservará una partida de 3 millones de euros.

Si estos cambios se harán efectivos a partir de mañana, para el segundo semestre del año también se espera que empiecen a llegar los 78 nuevos vehículos que la entidad incorporará para modernizar una flota que ha quedado obsoleta tras 16 años de concesión sin apenas nuevas adquisiciones. En principio, está previsto la incorporación de 40 vehículos para el servicio de limpieza (fundamentalmente barredoras e hidrolimpiadoras), dos para el Centro Ambiental de Los Ruices y 36 para la recogida de residuos, de los que una quincena serán camiones para el vaciado de contenedores. Aunque aún no está definida la fórmula de adquisición (compra directa o alquiler), la inversión prevista superará los 10 millones de euros en a pagar en cuatro anualidades.

Tanto las modificaciones del servicio como la renovación de la flota se acometen bajo la batuta de Limasa 3, cuya concesión permanece prorrogada desde abril de 2017 hasta que se materialice el cambio de modelo que, según decidió el equipo de gobierno el pasado diciembre, dejará la limpieza viaria en manos privadas mientras la recogida de residuos será municipalizada. «Vamos a dejar el servicio en las mejores condiciones durante este periodo de prórroga», ha afirmado el concejal de Sostenibilidad Medioambiental, Raúl Jiménez. En la misma línea, el edil de Economía, Carlos Conde, ha calificado estos cambios como «un punto de inflexión en la limpieza de la ciudad».

A la espera de las mejoras ligadas a la adquisición de vehículos más eficientes, con mayores prestaciones, menos averías y también más silenciosos, los cambios en materia de personal permitirán potenciar el servicio en las zonas con mayores carencias. Según el plan diseñado, se destinarán 22 equipos (un vehículo y un operario) a tareas de limpieza con minihidrolimpiadoras en todos los distritos para quitar manchas en el acerado, así como otros 12 para el desbroce de la hierba que crece en aceras y bordillos. Además, se van a habilitar siete equipos más para el baldeo de calles y otros dos para 'borrar' los efectos de la movida en el Soho y el entorno de las calles Parras y Mariblanca.

Del mismo modo, se reforzará el barrido mecánico en Teatinos con un servicio de tarde. Asimismo, se reforzará la recogida de los contenedores soterrados, muebles, y la de papel y cartón, y se crearán dos brigadas (cuatro operarios y un vehículo) para el barrido de zonas menos frecuentadas y para refuerzo puntual en caso de necesidad.

Temas

Limasa

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos