Limasa no entrará a fondo en el Centro hasta que la gente empiece a marcharse

Los operarios de limpieza retrasarán su acceso a zonas como Madre de Dios, Uncibay o Mitjana por seguridad y para no tener que volver a actuar más tarde

Francisco Jiménez
FRANCISCO JIMÉNEZMálaga

El Ayuntamiento parece darse por vencido en su objetivo de que la Feria del Centro empiece a despejarse a partir de las seis de la tarde, que es cuando oficialmente termina la música en la calle. Al margen de controlar el cumplimiento del horario en los establecimientos, la entrada en escena de los operarios de Limasa siempre ha sido la principal herramienta no tanto para evitar la acumulación de residuos sino para ‘invitar’ a marcharse a quienes a las 19.00 horas sigan con ganas de jarana, aunque con escasos resultados. La ‘caravana’ principal no cambia, ya que seguirá entrando por la calle Larios con barredoras, vehículos cuba y un camión de recogida de basura continuando por la plaza del Siglo y acabar en Molina Lario, para volver a dar una segunda vuelta para empujar a los rezagados ya con labores de baldeo. Pero sí que lo hace la segunda comitiva, de menor tamaño y que partiendo desde la plaza de la Merced cubre la zona norte del casco histórico. Ante la dificultad de acceder a media tarde a ‘puntos calientes’ como Madre de Dios o adentrarse más en el Centro hacia la plaza de Uncibay, porque incluso la Policía Local lo desaconseja, este año no se entrará a fondo hasta las nueve o las diez de la noche. Primero por una simple cuestión de seguridad y, segundo, porque de poco sirve limpiar una calle si en cuanto pasan los operarios continúa la fiesta.

Noticias relacionadas

Aunque los horarios se irán ajustando conforme pasen los días en función del ambiente que haya en la calle, la previsión es que será a partir de las 22.00 horas cuando se actúe en zonas de gran afluencia como las plazas de Uncibay o Mitjana.

Por lo demás, el dispositivo especial de Feria de Limasa será similar al de ediciones anteriores, con 804 contratos adicionales para garantizar que habrá operarios trabajando las 24 horas del día en el Centro y 20 horas en el real del Cortijo de Torres durante las ocho jornadas de fiestas. En su conjunto, este refuerzo supone un coste para el Ayuntamiento de 800.000 euros, que se suma a los aproximadamente 200.000 euros que se llevan el servicio ordinario. Al margen del incremento de personal, la empresa mixta de limpieza desplegará durante toda la semana un total de 78 vehículos entre recolectores, baldeadores y barredoras, que se sumarán a otras medidas de refuerzo como la instalación de 150 contenedores en el Centro Histórico y la distribución de 5.000 papeleras de cartón y otras 1.410 de 50 litros de capacidad entre casco antiguo y recinto ferial.

«El primer sábado es el más complicado porque es el día que más gente se concentra, y la experiencia nos dice que hay calles en las que es complicado entrar», reconocía ayer el concejal de Sostenibilidad Medioambiental, Raúl Jiménez, quien aprovechó para hacer un llamamiento a la ciudadanía para que no olviden los buenos hábitos. «El vaso se tira a la papelera en cualquier día del año, y en feria también», advirtió el edil.

El servicio de limpieza estará operativo las 24 horas del día en el casco antiguo

Además del refuerzo para las fiestas, también cabe reseñar las actuaciones que se están llevando a cabo los días previos y las que se acometerán a posteriori. Esta semana, un equipo formado por 54 operarios está limpiando los accesos a la ciudad, las zonas de influencia del recinto ferial y del propio real, así como el reparto de contenedores, la instalación de papeleras y un tratamiento antipolvo en los aparcamientos del entorno del Cortijo de Torres. Una vez concluya la feria, la semana siguiente se dedicarán 25 empleados a dejar el real a punto tras el desmontaje de casetas y atracciones.

Temas

Limasa

Fotos

Vídeos