Juzgan a una banda que mató a un hombre en un robo de cocaína

Juzgan a una banda que mató a un hombre en un robo de cocaína

La Fiscalía acusa a 13 presuntos miembros de una organización criminal que pretendía hacerse con 28 kilos de esta sustancia

SUR

La Sección Novena de la Audiencia de Málaga comenzó ayer el juicio a los supuestos miembros de una organización criminal, acusados de asaltar a dos hombres en una vivienda para robar los 28 kilos de cocaína que tenían y acabar con la vida de uno de ellos. Uno de los procesados ha admitido que planearon hacerse con la droga, pero no que la intención fuera matar a nadie.

La Fiscalía acusa a 14 personas, de los que 13 son presuntamente miembros de un grupo criminal dedicado a localizar traficantes de cocaína para «urdir planes dirigidos a la sustracción de la droga», para lo que realizan seguimientos y usaban armas, distintivos y ropas propias de la policía para disimular. El último procesado es uno de los supuestos narcotraficantes a los que robaron.

Según el fiscal, los presuntos cabecillas eran dos hombres que se encuentran en rebeldía, señalando que en mayo de 2015, los acusados mantuvieron una reunión en Madrid y supieron que había una importante partida de cocaína en poder de dos hombres; ante lo que «se elabora un plan» para ir a donde está la droga, simulando interés por comprarla», pero llevando billetes falsos.

La acusación pública sostiene que se vigiló a los dos hombres que tenían la droga y que un procesado se reunió con aquellos, mientras que el resto fue al piso donde estaba la cocaína, en Mijas, para esperar escondidos. Cuando llegó la víctima, «irrumpieron todos» y cuando esta intentó sacar un arma «fue reducido por los demás, y maniatado, además de que le dispararon tres veces».

Uno de los acusados ha admitido que planearon sustraer la droga, pero no matar a la víctima

El primer acusado que ha declarado ha admitido que existió esa reunión en Madrid para preparar un plan para hacerse con la droga y que se llevaron a cabo seguimientos a la víctima, señalando que la idea era utilizar dinero falso en la operación y que luego «se fue improvisando». El día de los hechos ha dicho que estaban en la casa ocho de los procesados.

Ha manifestado que él no vio los disparos, porque estaba en otra habitación, pero que fueron «consecutivos, muy rápidos». Ha señalado que solo llevaban armas la víctima y uno de los hombres que está fugado, que fue quien le dijo luego que hubo un forcejeo cuando el otro sacó la pistola; y que le ataron las manos porque cuando se produjeron los primeros disparos seguía moviéndose.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos