Juzgan a un acusado de matar a su hermana con una plancha en Torremolinos

ÁLVARO FRÍAS

málaga. La Ciudad de la Justicia acogerá el juicio tras la muerte de una mujer cuyo cadáver fue hallado en Torremolinos por uno de sus hijos después de, presuntamente, haber sido agredida con una plancha y asfixiada. El supuesto autor de los hechos, su hermano, fue detenido por la Policía Nacional y ahora se enfrenta a los 21 años y ocho meses a los que la Fiscalía solicita que sea condenado. Está previsto que el procesado sea juzgado a partir de hoy por los miembros de un jurado popular.

Los hechos tuvieron lugar a finales de octubre de 2016. Por aquel entonces, el procesado, un hombre de 48 años, se encontraba en el piso en el que residía su hermana, a quien visitaba ocasionalmente, según se recoge en el escrito de acusación del Ministerio Público, adelantado por este periódico.

El sospechoso no residía con ella, sino en Marruecos, pero solía acudir con frecuencia a Málaga porque estaba siguiendo un tratamiento para la diabetes y su hermana, además de ayudarlo con los fármacos, lo acogía en su casa. Tal y como adelantó este periódico, las pesquisas policiales desvelaron que la relación entre ellos no era buena y, al parecer, la mujer solía reprenderle y discutir con él por el tipo de vida que llevaba en Marruecos, según explicaron fuentes cercanas al caso en su momento.

El fiscal explica que, en la madrugada del día 23 de octubre, mientras la víctima dormía en su cama, el procesado entró en su dormitorio y la golpeó fuertemente en la cabeza con una plancha de la ropa, «actuando con evidente propósito de ocasionarle la muerte».

La mujer, que tenía 52 años de edad, se despertó entonces «gritando y tratando de defenderse». Siempre según el relato del Ministerio Público, el procesado le tapó la boca con las manos y la estranguló con el cable de la plancha hasta que dejó de respirar, lo que le provocó la muerte. Tras ello, el acusado se marchó del lugar, aunque acabó siendo detenido.

Por ello, la Fiscalía solicita que el hombre sea condenado a la citada pena de prisión, ya que le considera autor de un delito de asesinato. Además, se precisa en el escrito de acusación que en este caso concurre la circunstancia agravante de parentesco.

Por otro lado, además de los 21 años y ocho meses de cárcel, desde el Ministerio Público también se solicita que el acusado indemnice a los dos hijos de la mujer con 150.000 euros cada uno. Ahora serán los miembros del jurado popular los que tengan que decidir sobre lo que ocurrió aquella madrugada en Torremolinos.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos