La Junta retoma el Plan del Voluntariado para dar apoyo al tejido asociativo

Presentación del proyecto /SUR
Presentación del proyecto / SUR

La inversión asciende a 47 millones de euros, que se repartirán durante cuatro años entre las 3.110 entidades andaluzas, más de 350 en Málaga

Ana Pérez-Bryan
ANA PÉREZ-BRYAN

Dar apoyo al tejido asociativo, que en el caso de la comunidad andaluza cuenta con una gran vitalidad, y facilitar a los voluntarios las herramientas para llegar de una forma más eficaz a sus objetos de trabajo. Esa es, en esencia, la naturaleza que sustenta el nuevo Plan de Voluntariado, que cumple su cuarta edición y que tiene un periodo de vigencia de cuatro años (2017-2020). La iniciativa, presentada ayer, representa una vuelta a los planes que ya se pusieron en marcha en el año 2003 y que vivieron un cierto parón a partir de 2014, «a causa de la crisis». Así lo admitía el presidente de la plataforma del Voluntariado de Málaga, Juan Luis Peña, quien matizó que a pesar de que muchas de las subvenciones que se materializaron en otros años no llegaron a realizarse sí se aportaron cantidades puntuales a algunos proyectos.

Con ese paréntesis superado, el nuevo Plan de Voluntariado aspira a reforzar la labor de las organizaciones que trabajan en la comunidad, que ascienden a 3.110 entidades –la mayoría de corte social y educativo– y 450.000 voluntarios. En el caso concreto de Málaga, los datos actualizados del registro hablan de 355 asociaciones y 28.350 personas implicadas en ellas. Ese contacto con el capital humano, es decir, con la persona que dedica su tiempo al voluntariado, es uno de los pilares básicos de este nuevo plan, más aún teniendo en cuenta que «por más que hagan las administraciones nunca será suficiente y siempre necesitaremos el apoyo de los ciudadanos», manifestó la directora general de Participación Ciudadana y Voluntariado de la Junta de Andalucía, Rosa Torres, durante la presentación de las líneas estratégicas del programa y acompañada por la delegada de Igualdad, Salud y Políticas Sociales, Ana Isabel González.

En este escenario, está previsto que el plan del Voluntariado invierta en los próximos cuatro años un total de 47 millones de euros –a razón de unos 12 al año– en 74 líneas de trabajo concretas, que implican a casi todas las consejerías del gobierno regional y con la de Igualdad y Políticas Sociales como principal dinamizadora y receptora de fondos en este plan. Por áreas más específicas, Torres avanzó que «una parte muy importante» de los recursos económicos se destinan a los capítulos de Protección Civil (considerado como voluntariado) y a la Cooperación Internacional, en este último caso por la naturaleza de los proyectos que se llevan a cabo sobre el terreno.

Por otra parte, la gestión del Plan de Voluntariado forma parte de una estrategia más global que cristalizará, a corto plazo, en la nueva Ley Andaluza del Voluntariado, que en la actualidad está en fase de enmiendas y que vendrá a sustituir a la anterior, promulgada en 2001, «para adaptarnos a los nuevos tiempos y conseguir ser más eficaces», concluyó Torres.

Fotos

Vídeos