La Junta rechaza la altura del colegio de la Iglesia proyectado junto al Seminario de Málaga

Plano del proyecto inicial /
Plano del proyecto inicial

El Obispado deberá reducir las plantas de las edificaciones dibujadas junto a las construcciones protegidas para obtener el visto bueno de Cultura

Jesús Hinojosa
JESÚS HINOJOSAMálaga

El gran centro escolar proyectado por el Obispado de Málaga para reemplazar a las actuales dependencias del colegio Cardenal Herrera Oria, ubicado junto al edificio de la Casa Diocesana, en el camino de los Almendrales, se topa con un reparo de la Consejería de Cultura. Según ha podido conocer este periódico, la Junta ha emitido un informe desfavorable al expediente urbanístico del plan especial del Seminario que la Iglesia Católica tramita ante la Gerencia Municipal de Urbanismo para hacer posible la construcción de este equipamiento escolar, que tendrá capacidad para más de 1.300 alumnos. Se levantará en los bordes de la parcela que ocupa el campo de fútbol situado en la hondonada existente entre la Casa Diocesana y el monte en el que se encuentra la ermita del Calvario.

El rechazo de la delegación de Cultura se centra en el número de plantas propuesto para las construcciones proyectadas al norte, junto al edificio histórico del Seminario, que cuenta con protección arquitectónica de grado 1. Los técnicos de la Junta consideran que la altura del futuro centro escolar en este punto -de planta baja más cuatro- resulta excesiva en relación con la de los edificios protegidos. Al tratarse de un pronunciamiento vinculante para el proyecto, el Obispado tendrá que reducir la altura prevista en este ámbito para recabar el visto bueno de Cultura.

Según el anteproyecto para este nuevo colegio, se levantará en los laterales norte y este -en forma de 'L'- de lo que hoy ocupa el campo de fútbol del Seminario y se encajará mediante estructuras que, de forma escalonada, ocuparán el desnivel de 18 metros de altura existente entre la hondonada en la que se encuentra esta zona deportiva y los aparcamientos emplazados al sur del complejo de la Casa Diocesana.

En la esquina noroeste de la hondonada se hará un pabellón con un máximo de altura de 12 metros, equivalente a planta baja más dos, que servirá como polideportivo, salón de actos o auditorio tanto para el colegio como para el Seminario. El proyecto prevé que este polideportivo disponga de un sótano para aparcamientos con el fin de que, tanto en la zona del nuevo colegio, como en los terrenos que quedarán disponibles una vez que se derribe el actual Cardenal Herrera Oria, se habiliten 134 plazas de estacionamiento como mínimo.

Además de la construcción del nuevo colegio, la Iglesia quiere ampliar el centro de convivencias y retiros que levantó a espaldas de la ermita del Calvario -donde estaba el convento de las monjas capuchinas- con un nuevo cuerpo de 390 metros cuadrados de superficie, y una altura máxima de 12 metros, para albergar capilla, salas de reuniones, aulas y servicios. La Consejería de Cultura no se pronuncia en su informe respecto a esta otra intervención pero señala expresamente que la catalogación de la ermita y el Monte Calvario, como sitio histórico y bien de interés cultural, la condiciona a una autorización previa de sus técnicos.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos