La Junta quiere cambiar el acceso de los tronos a la Alameda por la obra del metro

Obras en la confluencia de la calle Ordóñez con el lateral norte de la Alameda. /Francis Silva
Obras en la confluencia de la calle Ordóñez con el lateral norte de la Alameda. / Francis Silva

La propuesta de Fomento, que obligaría a reubicar 700 abonados de las sillas, es que los cortejos sigan en línea recta cuando salgan de la calle Ordóñez

JESÚS HINOJOSA y ANTONIO M. ROMEROMálaga

A apenas cincuenta días del Domingo de Ramos, la configuración del inicio del recorrido oficial de la Semana Santa en la capital está en el aire. Con el argumento de no demorar aún más los plazos de la obra del metro en la Alameda Principal, la Consejería de Fomento ha planteado a la Agrupación de Cofradías la posibilidad de que los tronos no tomen la curva entre el lateral norte y la calzada central, una vez que salen de la calle Ordóñez, como han hecho en los dos últimos años, y sigan en línea recta hacia el eje central de la avenida. Fuentes de Fomento explicaron a este periódico que asfaltar provisionalmente el tajo de los trabajos del suburbano en la zona de la curva con una losa provisional para el paso de las procesiones, como se hizo el año pasado, implica en esta ocasión un retraso para la culminación del túnel del suburbano, debido al estado en el que encuentra actualmente.

Cambio de última hora: La Junta rectifica y acepta mantener la curva de entrada de los tronos a la Alameda en Málaga

Más

El delegado de Fomento, Francisco Fernández España, indicó que el proceso de realización del túnel ha dejado al descubierto los restos de un muro del antiguo castillo de San Lorenzo, que deben trasladarse y volver a colocarse de nuevo en el mismo sitio para poder excavar la galería por la que irá el metro. «De aquí a Semana Santa no da tiempo a hacer esa operación del muro, además hay que hacerlo conforme a proyecto arqueológico y tiene otros condicionantes», señaló. Según indicó, colocarle una losa provisional encima «dificultaría» ese plan de obras.

De ahí que la Junta le haya planteado a la Agrupación la posibilidad de que los tronos que proceden de la calle Ordóñez sigan en línea recta para girar hacia la izquierda e incorporarse directamente a la calzada central de la Alameda, un planteamiento que, según Fomento, supone «una mínima alteración en el itinerario de los tronos» pero que tiene dos consecuencias. Por un lado, reubicar las 700 sillas del tramo inicial de la Alameda que habría que recolocar, ya que por la calle Ordóñez acceden al recorrido oficial 37 de los 45 cortejos procesionales que se echan a la calle en la Semana Santa. Y, por otro lado, adecuar el espacio para que los tronos puedan atravesar una mediana en la que existen ficus de gran porte, una farola, un semáforo y un quiosco.

Según aclararon fuentes de la Consejería de Fomento «todo está estudiado» para hacer posible esta opción, que hoy analizarán en una reunión técnica prevista con los responsables de la Agrupación. Aunque desde la Junta recalcaron que acuden a ese encuentro con «una posición abierta» en la que también podría caber la opción de cubrir con una capa de hormigón el tajo de la obra del metro, como sucedió en 2016 y 2017, matizaron que la alternativa que ahora proponen, y de la que las cofradías tienen conocimiento desde finales del año pasado, «se adaptaría mejor» al programa de las obras, «cuya fase actual se vería, temporalmente, algo afectada» por la ejecución del acondicionamiento provisional realizado en los dos años anteriores.

Cuestionado al respecto, el presidente de la Agrupación de Cofradías, Pablo Atencia, apuntó que este planteamiento que hace ahora la Junta «se excede» del compromiso que públicamente han manifestado sus responsables de que la obra del metro no iba a afectar al desarrollo de la Semana Santa. «Creo que deben estar en disposición de respetar la curva como el año pasado. Si plantean otra opción, tendrá que ser consensuada en primer lugar con los abonados», remarcó Atencia, quien considera que Fomento está «a tiempo» de cubrir la zanja de la obra. «Partimos de la base del compromiso público de que el metro no iba a afectar a los cortejos procesionales, y confío en que lo cumplan», remarcó.

Las cofradías recuerdan el compromiso de que los tajos no afectarían a las procesiones

Asimismo, el presidente de la Agrupación apuntó que el Ayuntamiento «tendrá algo que decir» sobre esta cuestión. Y es que la reubicación de 700 abonados en la misma zona impediría disponer de tribunas móviles para que la Alameda pueda abrirse al tráfico por las mañanas de los días de procesiones, como sucedió el año pasado. Por ello, optar por la alternativa que plantea la Junta obligaría a cortar el tráfico en la calzada central durante las jornadas de la Semana Santa, o a permitir únicamente el paso de autobuses y taxis.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos