La Junta plantea rebajar el uso de agua embalsada para riego reforzando la de pozos

Obras de conexión de pozos del Chíllar al abastecimiento de la Axarquía para combatir la sequía . / E. CABEZAS
Obras de conexión de pozos del Chíllar al abastecimiento de la Axarquía para combatir la sequía . / E. CABEZAS

Medio Ambiente trata de conocer la situación real de las zonas regables de Axarquía y Guadalhorce poniendo al día a las comunidades de regantes

Agustín Peláez
AGUSTÍN PELÁEZ

La propuesta fue puesta ayer sobre la mesa en la reunión mantenida en Málaga entre la Junta con las asociaciones agrarias ASAJA, UPA y COAG y las comunidades de regantes de Guadalhorce y Axarquía. En concreto, lo que plantea la Junta es rebajar al 60 % el uso del agua embalsada o superficial para regadío, y que el 40% sea de aguas subterráneas (pozos) o regeneradas (de depuradoras), cuando ello sea posible, algo con lo que de momento no están de acuerdo todas las partes, al menos en Guadalhorce. En el caso de Axarquía se está intentando alcanzar un consenso ahora con los regantes.

Para el presidente de Asaja Málaga, Baldomero Bellido, el problema de esta propuesta en Guadalhorce radica en que no se garantiza ese 40 % de agua subterránea o regenerada a las comunidades de regantes, por lo que desde la organización agraria la propuesta de Medio Ambiente se interpreta como una rebaja de la concesión de agua en toda regla.

Sin embargo, según el director general de Planificación y Gestión del Dominio Público Hidráulico, Juan Serrato, que asistió ayer al encuentro con los regantes, junto con la directora general de Infraestructuras y Explotación del Agua, Inmaculada Cuenca, y el delegado territorial, Adolfo Moreno, esos porcentajes se aplicarán al cómputo global de la zona regable y no a nivel individual a las diferentes comunidades de regantes, de modo que si una comunidad no tiene agua subterránea será toda agua superficial. «Todo dependerá de cada caso», insistió Serrato. En el caso concreto de Guadalhorce, el responsable de Planificación manifestó que si, como la Junta piensa, no hay 9.500 hectáreas de regadío, el porcentaje de agua embalsada será mayor.

La Consejería contrata un estudio sobre los canales de riego del Guadalhorce que remitirá al Ministerio

Concesiones

El encuentro sirvió asimismo para avanzar en el conocimiento de la situación real de las zonas regables de Guadalhorce y Axarquía, seguir trabajando en la puesta al día todas las concesiones de las comunidades de regantes, ordenar los regadíos de las dos comarcas y seguir adelante con la tramitación de los planes coordinados. Según la Junta, de las 133 comunidades de regantes que suman ambas comarcas (83 Axarquía y 50 Guadalhorce), sólo 12 tienen concesiones de agua otorgadas, mientras el resto están en tramitación o en fase de constitución.

Sobre el sistema del Guadalhorce, la Junta informó a los regantes y las asociaciones agrarias de la contratación de un estudio para la mejora, modernización y consolidación de los canales de regadío del Guadalhorce, mediante el cual se identificarán las obras necesarias para la mejora de las infraestructuras de la zona regable y se redactarán los proyectos necesarios, que se remitirán al Ministerio. Según Adolfo Moreno, las obras de cubrimiento del canal de riego y abastecimiento del Guadalhorce están declaradas de interés general del Estado.

La Junta insistió en la necesidad de que los regantes del Guadalhorce se organicen en torno a una Junta Central de Usuarios, proceso que ya ha iniciado la Axarquía, para realizar una gestión conjunta de los recursos (superficiales, subterráneos, fluyentes y regeneradas).

Más

Fotos

Vídeos