La Junta licita la mejora de la seguridad vial en la carretera que une Campillos con la capital

SUR MÁLAGA.

La Consejería de Fomento y Vivienda ha licitado, por un total de 2,97 millones de euros, las obras de mejora de la seguridad vial en la A-357 que une Campillos con Málaga por el Valle del Guadalhorce. La actuación supondrá la mejora de un total de 28 kilómetros de esta carretera autonómica de la red básica que tiene su origen en Campillos, en la intersección con la A-384 y su fin en Málaga, en la intersección con la A-7, constituyendo una vía principal de acceso a Málaga desde el norte por el Valle del Guadalhorce y un eje vertebrador para todos los municipios de la comarca.

Las empresas interesadas disponen hasta el 16 de abril para presentar sus ofertas de trabajo, que cuenta con un plazo de ejecución de obras de 12 meses. El tramo objeto de mejora discurre desde el kilómetro 25 al 48, atravesando por los términos municipales de Carratraca, Casarabonela, Álora y Pizarra.

El delegado provincial de Fomento y Vivienda, Francisco Fernández España, explicó que «se han detectado claros síntomas de deterioro del firme en esta carretera, con una rasante en malas condiciones de rodadura y numerosas zonas con fisuración y hundimientos, por lo que resulta prioritaria la mejora de la seguridad vial de la carretera realizando una rehabilitación integral del firme». El delegado puso de relieve también que «estas obras, que comenzarán el próximo año, forman parte de las actuaciones que viene impulsando la Junta para la correcta conservación de la red viaria en la provincia de Málaga, destacando la última mejora realizada en la carretera entre Gaucín y Manilva».

Nuevos tramos de cuneta

Además, el proyecto prevé la mejora de drenaje longitudinal mediante la apertura y revestimiento de nuevos tramos de cuneta, la corrección de deslizamientos mediante muros de escollera y la mejora de los elementos de señalización, balizamiento y defensas, incorporando nuevos tramos de bionda.

Actualmente, el pavimento presenta desgaste y deterioro superficial, por lo que se rehabilitará mediante el refuerzo del firme con mezcla bituminosa en caliente, si bien en zonas puntuales donde el firme está roto, debido a movimientos de la explanación, se plantea saneos en profundidad. Las zonas de deterioros superficiales se tratarán mediante el fresado de la parte superficie afectada por la fisuración y reposición con mezcla bituminosa en caliente. En los casos donde los daños sean estructurales, ya sean debidos a hundimientos por falta de capacidad portante del firme, blandones o agrietamiento profundo, se procederá al saneamiento de la parte de firme afectada y se sustituirá por un nuevo firme.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos