La Junta ya tiene vía libre para licitar las obras del metro hasta el Hospital Civil

Recreación de la salida del metro a la superficie en la calle Hilera. /
Recreación de la salida del metro a la superficie en la calle Hilera.

La Consejería de Fomento agota toda la tramitación administrativa, a la espera de que el Ayuntamiento haga oficial si permitirá finalmente su ejecución

Ignacio Lillo
IGNACIO LILLOMálaga

La carrera, jurídica y de movilidad, por el metro hasta el Hospital Civil cumple una nueva etapa. La Junta ya tiene vía libre para licitar las obras cuando lo estime oportuno. El Consejo de Gobierno aprobó ayer el trámite de Adecuación Urbanística. Este da continuidad a la declaración de Interés Metropolitano, que fue aprobada en mayo; así como a la redacción del proyecto, con un presupuesto inicial de 41 millones y un plazo de 24 meses. De esta forma, la Consejería de Fomento agota la tramitación administrativa y encara la recta final para el inicio de las obras (concurso, adjudicación y comienzo). Todo ello, a la espera de que el Ayuntamiento diga oficialmente si permitirá o no su ejecución.

Lo que busca el Gobierno andaluz es, en caso de que la respuesta final sea negativa, estar armado de argumentos legales. En ningún caso sería posible iniciar los trabajos sobre el terreno sin la colaboración activa municipal (por ejemplo, para los desvíos de tráfico y de servicios afectados como las redes de Emasa).

En ese supuesto, se planteará un Contencioso-Administrativo para determinar cuál de las dos administraciones tiene que pagar los platos rotos de no terminar la red, conforme se acordó en 2013. Están en juego más de tres millones de euros anuales, que es lo que el Gobierno andaluz estima como indemnización a la concesionaria, Metro de Málaga, por los 2,7 millones de pasajeros (a 1,35 euros por billete) que se dejarían de captar para el sistema metropolitano. Al respecto, cabe recordar también que la primera sentencia judicial del TSJA, sobre las reclamaciones municipales acerca de esta tramitación ha dado la razón a la Consejería.

De la Torre aboga por centrar los esfuerzos en terminar los dos tramos pendientes para llegar hasta el Centro

Sin embargo, Fomento parece no tener prisa por llegar hasta las últimas consecuencias. De momento, rechaza dar una fecha para la apertura del concurso público que servirá para seleccionar a la constructora encargada, y prefiere que sea el alcalde, Francisco de la Torre, el que mueva la siguiente ficha. El paso que ha dado el Consejo de Gobierno impone asimismo el mandato para que la Corporación municipal lleve a cabo la modificación puntual de su planeamiento urbano, a fin de incorporar el nuevo trazado en el PGOU. Para ello, dispondrá de un plazo de un año.

Negativa del alcalde

«Cuando tengamos el acuerdo podremos verlo, y ver si merece conformidad o si por nuestra parte hay algo perfeccionable o que sea recurrible», dijo ayer De la Torre. «Nosotros entendemos que es un error hacer esta obra así, gastarse más de 40 millones para algo que va a crear un problema al transporte público y un conflicto con los vecinos». El alcalde abogó por centrar los esfuerzos en terminar el tramo que está parado (el de El Corte Inglés), y el de la Alameda, para que los trenes puedan llegar hasta el Centro, y «ver el efecto que tiene en los viajeros».

Por su parte, el portavoz socialista en el Consistorio, Daniel Pérez, manifestó su satisfacción por la aprobación por parte del Consejo de Gobierno del proyecto de ejecución del tramo hasta el Civil. «Hace un mes fue el Pleno, la semana pasada la Justicia, hoy (por ayer) es la Junta, todos los estamentos le recuerdan al equipo de gobierno y a De la Torre la necesidad de cumplir con lo acordado y terminar el tramo al Civil», comentó Pérez, para quien esta es «una necesidad imperante que demanda la sociedad malagueña».

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos