La Junta ya tiene vía libre para licitar las obras del metro de Málaga hasta el hospital Civil

La Junta ya tiene vía libre para licitar las obras del metro de Málaga hasta el hospital Civil
SUR

La Consejería de Fomento agota toda la tramitación, a la espera de que el Ayuntamiento diga si permitirá su ejecución

Ignacio Lillo
IGNACIO LILLOMálaga

La carrera, tanto o más jurídica que de movilidad, por el metro hasta el hospital Civil cumple una nueva etapa. La Junta ya tiene vía libre para licitar las obras cuando lo estime oportuno. El Consejo de Gobierno ha aprobado hoy el trámite de Adecuación Urbanística. Este da continuidad a la declaración de Interés Metropolitano, también aprobada por el Consejo; así como a la redacción del proyecto y a su presupuesto, de 41 millones de euros. De esta forma, la Consejería de Fomento está agotando la tramitación administrativa y encara la recta final para el inicio de las obras (concurso, adjudicación y comienzo). Todo ello, a la espera de que el Ayuntamiento diga si permitirá o no su ejecución final.

De lo que se trata, en definitiva, es de armarse de argumentos legales, de cara a una posible batalla judicial para determinar cuál de las dos administraciones tiene que pagar los platos rotos de no terminar la red, conforme se acordó en 2013. Están en juego unos cuatro millones de euros anuales, que es lo que el Gobierno andaluz estima como cuantía de la indemnización a la concesionaria, Metro de Málaga, por los tres millones de pasajeros (a 1,35 euros por billete) que se dejarían de captar para el sistema metropolitano.

En cambio, la Junta parece no tener prisa por llegar hasta las últimas consecuencias. De momento, rechaza dar una fecha para la apertura del concurso público que servirá para seleccionar a la constructora encargada, y prefiere que sea el alcalde, Francisco de la Torre, el que mueva la siguiente ficha. Este, de momento hoy, se ha limitado a comentar que esperará a conocer el contenido del acuerdo adoptado, para estudiarlo e informar sobre ello. Cabe recordar también que la primera sentencia judicial del TSJA sobre relamaciones municipales sobre esta tramitación ha dado la razón a la Consejería de Fomento.

El paso que ha dado el Consejo impone asimismo el mandato para que la corporación municipal lleve a cabo la modificación puntual de su planeamiento urbano, a fin de incorporar el nuevo trazado en el PGOU. Para ello, dispondrá de un año de plazo. El tramo discurrirá por el distrito Bailén-Miraflores, en la zona norte de la capital, que constituye su cuarto ámbito más poblado, y aportará al metro malagueño más de 2,5 millones de viajeros al año adicionales a los 18 millones estimados para el resto de la red. Contará con cuatro paradas y un trazado de 1,8 kilómetros (un tercio soterrado y dos en superficie). Para la ejecución de las obras se ha previsto un plazo de 24 meses.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos