La Junta incluye 14 zonas de Málaga en un plan para barrios desfavorecidos

La Junta incluye 14 zonas de Málaga en un plan para barrios desfavorecidos

Prevé actuaciones en 99 áreas de 65 municipios con una inversión de casi 170 millones de euros

EFE

El Consejo de Gobierno ha analizado hoy la Estrategia Andaluza para la Cohesión e Inclusión Social en Zonas Desfavorecidas, que prevé actuaciones en 99 áreas (14 de ellas en la provincia de Málaga como es el caso de La Palma, Palmilla y Los Asperones) de 65 municipios con una inversión de 169,5 millones de euros hasta el año 2022, que serán cofinanciados con fondos europeos (80 %) y de la Junta (20 %).

Así, se va a pasar de las entre 50 y 60 zonas en las que la Junta ya actuaba a un total de 99, y durante este ejercicio se invertirán 39 millones de euros, según ha detallado la consejera de Igualdad y Políticas Sociales, María José Sánchez Rubio, en la rueda de prensa posterior al Consejo de Gobierno.

Las actuaciones, que beneficiarán a más de 914.000 personas, pretenden combatir la desigualdad, y para llevarlas a cabo se prevé la incorporación de 1.037 profesionales, de los que 787 lo harán a través de las corporaciones locales y 222 a través de entidades.

El plan abarca las distintas políticas sectoriales que las administraciones autonómica y local desarrollan en estas zonas, entre las que destacan las relativas a la inserción socio-laboral de las personas en situación o en riesgo de exclusión social.

En su elaboración han participado las consejerías con competencias en educación, salud, empleo, vivienda y justicia, así como el Instituto de Estadística y Cartografía de Andalucía, al tiempo que se han tenido en cuenta más de 400 entrevistas realizadas a los agentes sociales de cada zona, ha explicado la consejera.

Este mismo año se abrirán dos convocatorias de ayudas: la primera -de casi 28 millones de euros- se dirige a las entidades locales para reforzar el personal de los servicios sociales comunitarios en las zonas de intervención, y la segunda -de más de 9,3 millones- a las entidades privadas sin ánimo de lucro.

Las 99 zonas incluidas en el documento han sido seleccionadas teniendo en cuenta indicadores como la tasa de paro, la población inmigrante, la prestación de servicios públicos educativos y sanitarios y la existencia de problemas de seguridad y convivencia.

Del total, 18 corresponden a la provincia de Cádiz, 14 a Málaga y otras 14 a Sevilla, a las que siguen Granada (13), Jaén (12), Almería (11), Huelva (9) y Córdoba (8). Se trata, en su mayor parte, de entornos urbanos con elevada concentración de población en situación vulnerable y afectados por la existencia de barreras físicas.

La intervención se desarrollará bajo los criterios de participación de la ciudadanía, la integración de la perspectiva de género y el fomento de la solidaridad, la equidad, la interculturalidad y la diversidad, con un enfoque centrado en las personas y las familias.

En concreto, se establecen cuatro grandes ejes: desarrollo económico y sostenible; políticas públicas para el bienestar y la cohesión social; mejora del hábitat y la convivencia, y trabajo en red para la intervención social comunitaria.

Entre las medidas concretas que se desarrollarán destacan las dirigidas a evitar la ejecución de desalojos por el impago de alquileres o hipotecas; incrementar la empleabilidad, con especial atención a las mujeres; favorecer el comercio local; impulsar la economía social; incrementar la dotación de equipamientos, y constituir una red de profesionales para apoyar la actuación.

El proyecto se desarrollará a través de Planes Locales de Intervención en Zonas Desfavorecidas, que elaborarán los ayuntamientos y, en el caso de municipios de menos de 20.000 habitantes, las diputaciones provinciales.

Dichos planes tendrán una duración mínima de cuatro años e incluirán un diagnóstico de la zona, las medidas par alcanzar los objetivos propuestos, los recursos necesarios y el perfil de las personas y grupos a los que van dirigidos.

La consejería abrió el pasado 11 de mayo una convocatoria de ayudas, en régimen de concurrencia no competitiva, para la contratación de 122 personas encargadas de trabajar en el diseño de estos planes locales, con un importe máximo de 827.000 euros.

La titular de Políticas Sociales ha hecho hincapié en la necesidad de evitar que se consolide «un espacio gueto» en determinadas barriadas, y ha apostillado: «Hay que cambiar la mirada sobre esas zonas».

Ha incidido en que para ello se está trabajando con criterios diferentes según la tipología de la zona, y se han previsto actuaciones dirigidas a la prevención para evitar que «se consagren situaciones de dificultad».

Ha explicado que algunas familias que nunca tuvieron problemas empezaron a tenerlos a raíz de la crisis, de ahí que se actúe para evitar que se consolide esa situación.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos