La Junta acoge a cinco menores más del grupo de internos de la cárcel de Archidona

Un momento de la marcha convocada por Acaip, CC OO y UGT, en el acceso a la prisión de la cárcel. :: f. t./
Un momento de la marcha convocada por Acaip, CC OO y UGT, en el acceso a la prisión de la cárcel. :: f. t.

Sindicatos protestan frente al centro penitenciario en contra de que se utilice como Centro de Internamiento de Extranjeros

FERNANDO TORRES ARCHIDONA.

Los servicios sociales de la Junta de Andalucía se han hecho cargo de la tutela de cinco menores más, pertenecientes al grupo internado en la cárcel de Archidona, convertido en Centro de Internamiento de Extranjeros (CIE) provisional. Ascienden así a siete el total de argelinos que fueron trasladados al centro sin superar la mayoría de edad y que ya están bajo la responsabilidad legal del organismo correspondiente, según informaron a Europa Press fuentes de la Consejería de Igualdad y Políticas Sociales.

Mientras se conocía esta noticia, los miembros de la plataforma por el cierre del CIE de Archidona, creada a raíz de la decisión del Ministerio de Interior, denunciaban que otro posibles menor, del cual la propia organización asegura poseer documentos que prueban su minoría de edad, estaba siendo expulsado al país de origen. Según los portavoces de la plataforma, la documentación aportada no ha contrarrestado la validez de las pruebas oseométricas con las que el juzgado ha probado que el deportado tiene más de 18 años. «No podemos hacer nada más que denunciar a posteriori», explicó Daniel Machuca, portavoz de la organización, decepcionado por no haber podido frenar la expulsión.

De forma paralela, en la mañana de ayer, el sindicato mayoritario de funcionarios de prisiones tanto en Málaga como en España, Acaip, reunió a unas 300 personas frente al centro penitenciario en cuestión. La concentración se llevó a cabo en señal de repulsa ante el uso de la cárcel como un CIE bajo el lema 'Archidona es prisión, no encarcelemos la Inmigración'.

Así, miembros del sindicato, que contó con el respaldo de CCOO y UGT, marcharon hasta las puertas del recinto para denunciar la «falta de cordura» del Gobierno, según señaló en una rueda de prensa el presidente de Acaip, José Luis Pascual. Está situación es negativa en diversos sentidos, ya que «perjudica a los inmigrantes», porque están en un lugar creado para que los internos «cumplan una pena condenatoria», y las personas que ahora mismo están en el interior de la prisión «no han cometido ningún delito».

Además, el uso de la prisión como CIE resulta «dañino» para el propio gremio de funcionarios de prisiones, ya que hay más de 200 personas que ya tienen su plaza asignada en dicho centro que verán retrasada su incorporación por esta decisión «sin sentido», que está causando además daños en el interior. «Estamos haciendo un ridículo internacional», concluyó el presidente.

Desde que el Ministerio del Interior decidió habilitar la cárcel como un CIE ante la saturación del sistema habitual, son numeras organizaciones las que se han manifestado en contra. En la vía legal, un juzgado de Vera (Almería) ha pedido a la Secretaría de Estado (dependiente de Interior) que explique la decisión, en respuesta a una denuncia interpuesta por Acaip, hecho sobre lo que ninguna fuente del ministerio se ha pronunciado, ni ante el sindicato ni ante los medios de comunicación. El Vaticano, Acnur y la mayoría de partidos políticos del país se han mostrado en contra del uso de la cárcel como CIE.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos