La Junta abre un periodo de consultas sobre el impacto ambiental de la torre prevista en el Puerto

Preguntará al Colegio de Arquitectos, a ecologistas y al Centro de Estudios del Paisaje antes de tomar una decisión

Ignacio Lillo
IGNACIO LILLOMálaga

La Junta acaba de abrir un periodo de consultas sobre el impacto ambiental de la torre prevista en el dique de Levante del Puerto de Málaga. La Delegación de Medio Ambiente ha preguntado a organizaciones como Ecologistas en Acción, al Instituto Andaluz de Patrimonio Histórico, al Colegio de Arquitectos, a las delegaciones de Cultura y Turismo y al Centro de Estudios del Paisaje y el Territorio. Con los argumentos que le aporten, el Gobierno andaluz tomará una decisión final sobre el procedimiento que deberá seguir para la Evaluación Ambiental Estratégica. No habrá de momento plazo de información pública, por lo que los particulares no podrán hacer alegaciones, conforme establece la Ley para la Gestión Integral de la Calidad Ambiental (Gica).

El delegado de Medio Ambiente, Adolfo Moreno, explica que han admitido la petición de la Gerencia de Urbanismo y la Autoridad Portuaria de que este procedimiento se inicie por la vía simplificada. "Tenemos que procurar que la Gica se cumpla, sin subjetividades", afirma. Por ello, se han hecho consultas a instituciones implicadas relevantes para tener argumentos, bien para seguir adelante con el trámite simplificado, o bien para cambiar al procedimiento ordinario, "si se detectan argumentos por efectos significativos contra el medio ambiente". "Con esos datos los técnicos emitirán un informe con más profundidad y más amplitud de miras, la resolución que se tome estará reforzada por las opiniones de estos y con todas las garantías".

El delegado reconoce que no se podía optar a priori por la vía ordinaria (como reclamaban los colectivos que se oponen a esta infraestructura) porque no había base jurídica fuerte. "En función de las consultas veremos cómo sigue, pero primero hay que concretar los derechos de todas las partes, con garantías para todo el mundo". Al tiempo, recuerda que, de momento, "sólo hablamos de una modificación del Plan Especial del Puerto".

De cuatro a 18 meses

Las consultas se hicieron ayer, al mismo tiempo que la comunicación al Ayuntamiento, y desde este momento las instituciones implicadas tienen 45 días para responder. Luego, los técnicos de la Junta tendrán dos meses para analizar las respuestas. Finalmente, se emitirá un informe sobre si procede seguir con la simplificada, y la resolución ya sería favorable y firme; o si se tiene que cambiar al procedimiento ambiental ordinario, lo que supondría otros 18 meses de tramitación. En este caso, el delegado afirma que tendría que justificarse porque el futuro edificio tenga "efectos significativos sobre el medio ambiente, incluido el paisajismo, pero no sólo por sus dimensiones y el espacio". De momento, Moreno intentará que la primera resolución se produzca antes, aunque el periodo máximo es de cuatro meses. "Si los informes están muy claros en dos meses y medio puede estar listo".

Fotos

Vídeos