José del Río se prepara para volver al redil de los concejales

José Del Río. /
José Del Río.
La Casona del Parque

El gerente de Málaga Deportes y Eventos cogerá el testigo tras la renuncia de Andrade y esto llevará a una crisis de gobierno con cambios

Pilar R. Quirós
PILAR R. QUIRÓSMálaga

Hay alegrías que no se pueden ocultar por mucho que el protagonista intente usar un tono institucional y frases del tipo «estoy siempre a disposición del alcalde, donde me ponga, allí estaré». Así lo contaba ayer a este periódico solemne el gerente de la sociedad municipal Málaga Deportes y Eventos, José del Río, que tiene todas las papeletas para entrar como concejal en sustitución de Julio Andrade, que se marcha como responsable y director de dos entidades de la ONU, que se ubicarán en la Casita del Jardinero, y por lo que hará entrega de su acta de concejal el próximo pleno.

El envite tenía escrito el nombre de Mariví Romero por ser la siguiente en la lista electoral municipal, pero la exconcejala en la pasada legislatura y extécnica del grupo municipal del PP en esta parece estar encantada de ser diputada andaluza a las órdenes de Juanma Moreno Bonilla, lo que le llevará a renunciar a su puesto en favor de Del Río, que fuera compañero suyo en el pasado mandato municipal. El aludido ya prepara su vuelta al redil de los concejales, acostumbrado a entrar ya iniciado el mandato, como en el anterior, al que se sumó en 2012, año en el que continuó con la coordinación de distritos, en la que ya estaba de director, y asumió el distrito de Churriana y el área de Deportes. De ahí que cuando no obtuviese plaza como concejal en esta legislatura, el alcalde le confiara la gerencia de Málaga Deportes y Eventos porque era un área en la que él ya se había bregado como concejal.

Barruntaban algunos que, con la edad de Del Río, seguramente no quisiera abandonar esta gerencia para ser edil habida cuenta de que podría jubilarse, pero el interesado salía ayer al paso diciendo que aún tiene 62 años, que nadie le dé por amortizado, y que estaría muy ilusionado de volver a ser concejal. «Y si sigo los pasos del alcalde, ¿qué?» explicaba bromeando cuando se le preguntaba por la edad con la que acabaría el mandato en junio de 2019. «Tendré 63 años, pero me encuentro muy bien y no pienso en jubilarme».

El alcalde suma a uno de los suyos al equipo de gobierno, ya que Del Río es genuinamente de su cuadrilla, de su guardia pretoriana, al igual que Francisco Pomares y Teresa Porras. Es más, se ve que el regidor está preocupado por la gestión del distrito de El Palo, que no ha sido mimado por Andrade en los últimos tiempos, y ahí podría tener un buen cometido Del Río por su experiencia en distritos en el caso de que se lo encargase el regidor. En cuanto a las áreas que asumiría esto es ya harina de otro costal, lo que daría pie al alcalde a hacer una crisis de gobierno más profunda y remodelaciones cara a la campaña electoral de junio de 2019. La jugosa cartera de Turismo está sobre la mesa, así como la complicada de Derechos Sociales, con la ventaja de que ambas están ya muy bien cubiertas por sus directores.

De la Torre cogerá su particular ‘cuaderno azul’ y empezará con sus variaciones, permutaciones y combinaciones, en las que no suele llamar mucho a consultas, y entre las que estará cubrir también la gerencia de Málaga Deportes y Eventos, que podría recaer, rumorean en los pasillos, en Luis Verde, actual director de Deportes. Se abre una semana de cábalas. ¿Cuáles estarán en la cabeza del alcalde? A priori tiene de margen diez días hasta el próximo pleno. Al regidor le encanta dar la sorpresa y que nadie barrunte qué es lo que va a presentar, y si hace errar a los plumillas en su pronóstico, mejor que mejor. Sólo queda esperar que la fecha de la sesión plenaria, Viernes de Dolores, no sea premonitoria en toda su extensión. Ya saben.

¿Acabará Andrade en otro puesto municipal?

Cuentan las malas lenguas, intramuros, que las idas y venidas del todavía edil de Derechos Sociales, Julio Andrade, con su nuevo proyecto de la ONU para ser miembro asociado de UNITAR (siglas en inglés) y como director del CIFAL, cada vez le robaba más tiempo y que no eran pocos de sus compañeros los que habían hecho constar que tenía abandonado el distrito de El Palo, y que les acababan rebotando todas las quejas. No así en Derechos Sociales y en Turismo, donde cuenta con bregados directores que le han estado cubriendo las ausencias. Por este motivo, se comenta que podría haber sido el propio alcalde Francisco de la Torre el que le haya hecho ver que no iba poder compatibilizar tantos puestos, y ante la necesidad de cubrir mejor el flanco de El Palo y sus vecinos cara a los comicios, se vaya a producir su salida como concejal, que podría haberse acordado hace semanas.

El único problema es que Andrade no cobraría ningún emolumento desde la ONU porque a priori su puesto iba a ser honorífico. El Ayuntamiento ya aseguró que sólo dedicaría 30.000 euros para cubrir la actividad, pero no para otros menesteres. De ahí que se rumoree que Andrade pudiera quedarse en el Ayuntamiento como director técnico. Precisamente se dio de baja en febrero la directora técnica de Prensa, Elvira Palomares. Está vacante una flamante dirección técnica. Se admiten apuestas.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos