Unas jornadas con dos expresos de la banda terrorista GRAPO, detonante de la nueva polémica en torno a la Casa Invisible

Acceso a La Invisible por calle Nosquera, en el Centro de Málaga /SUR
Acceso a La Invisible por calle Nosquera, en el Centro de Málaga / SUR

El Ayuntamiento de Málaga recuperará el edificio de la Calle Nosquera y sacará a concurso su gestión

Juan Cano
JUAN CANOMálaga

La polémica volvió a saltar ayer en torno a La Casa Invisible. Si el pasado octubre la chispa saltó por una exposición con una bandera de España en forma de horca, ahora se trata de unas jornadas sobre la libertad de expresión al hilo de la reciente condena al colectivo musical La Insurgencia por enaltecimiento del terrorismo en la que están invitados dos exmiembros del GRAPO, una organización terrorista de carácter antifascista a la que desde 1975 se le atribuyen 87 víctimas mortales. Tal y como avanzó ayer el diario ‘ABC’, el evento tendrán lugar el próximo sábado e incluye una charla-debate con José Balmón y Carmen Cayetano, definidos en la programación como «dos expresos políticos antifascistas», aunque ambos fueron condenados por enaltecimiento del terrorismo por su vinculación al GRAPO. A Balmón, que ahora tiene 74 años, se le consideró uno de los máximos responsables de la banda y pasó más de 20 años en prisión por delitos como colaboración con grupos armados, cooperación a la formación de un depósito de armas y tenencia de sustancias explosivas. Por su parte, Carmen Cayetano está en libertad desde el año pasado tras cumplir once años de prisión por pertenencia a banda armada y falsedad documental con fines terroristas.

Desde La Invisible tratan de relativizar la cuestión y restarle mayor trascendencia abogando precisamente por la libertad de expresión y poniendo el acento en el contenido de la charla en lugar de en sus ponentes. «Se trata de unas jornadas vertebradas en un discurso de protesta contra la persecución que sufre La Insurgencia y en defensa de la libertad de expresión, y a la hora de debatir sobre la amnistía se considera que estas dos personas tienen cierto interés».

Esto parece haber colmado la paciencia del Ayuntamiento de Málaga en torno al futuro de La Invisible. Sin entrar en el fondo del evento previsto para el próximo sábado, en el que también están programados varios conciertos como el del rapero marbellí Iván Leszno (condenado recientemente a dos años de cárcel por enaltecimiento del terrorismo), la celebración de un nuevo acto abierto al público ha precipitado los acontecimientos. Así, en cumplimiento del acuerdo de pleno alcanzado en octubre entre PP y Ciudadanos (el resto votó en contra), se van a iniciar ya los trámites para recuperar el edificio de titularidad municipal ubicado en la confluencia de las calles Nosquera y Andrés Pérez que fue ‘okupado’ en marzo de 2007 con la idea de sacar su gestión a concurso público. El motivo que alega el Consistorio es el mismo que le llevó a decretar su cierre temporal para eventos públicos en diciembre de 2014: los desperfectos que presenta el inmueble y su incompatibilidad para acoger actos de concurrencia pública hasta que se acometan obras de mejora en la estructura, fachada y medianeras para que pueda pasar la Inspección Técnica de Edificios (ITE), que resultó desfavorable en 2011.

Además

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos