«Antes de irse de vacaciones hay que donar sangre porque hace mucha falta»

El Centro de Transfusión Sanguínea necesita 250 unidades de sangre cada día para el abastecimiento de los hospitales.
El Centro de Transfusión Sanguínea necesita 250 unidades de sangre cada día para el abastecimiento de los hospitales. / Salvador Salas

Son necesarios todos los grupos sanguíneos, pero en verano se precisa especialmente el 0, dice el director del Centro de Transfusión, Isidro Prat

Ángel Escalera
ÁNGEL ESCALERAMálaga

La sangre no se puede fabricar; la única forma de obtenerla es a través de las donaciones solidarias de la población. En verano, se incrementa el tiempo libre y de ocio y eso hace que muchos donantes olviden extender un brazo para someterse a una extracción sanguínea. Para remover conciencias y recordar que en los meses estivales los hospitales siguen precisando sangre, el Centro Regional de Transfusión Sanguínea (CRTS) pone en marcha una campaña y realiza un llamamiento a la población. El director del CRTS, Isidro Prat, en declaraciones efectuadas a este periódico, afirma: «Recomendamos a nuestros donantes que antes de irse de vacaciones hagan una donación de sangre, porque hace mucha falta para garantizar el suministro».

Donación colectiva de médicos de familia de ‘Basta ya’

Más de una treintena de médicos de familia que pertenecen al colectivo ‘Basta ya’ han decidido sumarse a la campaña organizada por el Centro Regional de Transfusión Sanguínea (CRTS) y acudir a donar sangre. «No hay nada mejor que la sangre de un médico para un paciente», aseguró el portavoz del colectivo ‘Basta ya’, Carlos Bautista.

Esa donación colectiva de facultativos está prevista llevarla a cabo una tarde de la próxima semana. Los médicos, en algunos casos, irán a donar sangre acompañados por familiares y hasta por pacientes. «Queremos colaborar con la campaña de verano puesta en marcha por el Centro de Transfusión», afirmó a este periódico Carlos Bautista.

Las extracciones descienden en verano, ya que la población varía. Una buena parte de los donantes malagueños se va de vacaciones y hay una masiva llegada de turistas. El verano, la Navidad y la Semana Santa son los momentos más complicados para el CRTS. Para contrarrestar ese hecho, se apela al altruismo de los ciudadanos y se les recuerda que acudan a donar y, de ese modo, sean un soporte para muchos pacientes que necesitan transfusiones. «Los donantes de sangre tienen la satisfacción de ayudar a los demás. Una persona cuando dona nota que es más feliz», dijo Isidro Prat.

Multimedia

El director del CRTS significó que Málaga siempre responde a los llamamientos que se hacen. «Lo que cuesta más es ser constante y tomar la donación como una actividad ordinaria. Los llamamientos a la solidaridad a través de los medios de comunicación y de las redes sociales son fundamentales para disponer de suficientes unidades de sangre», señaló el doctor Prat.

El año pasado, en julio, agosto y septiembre, se consiguieron 11.410 extracciones. El objetivo de este ejercicio en esos tres meses es llegar a las 11.500. En la primera semana de julio se lograron 1.379 donaciones. Aunque hace falta sangre de todos los grupos sanguíneos, en estas fechas veraniegas interesa especialmente el grupo cero, tanto el cero negativo (que sirve para todo el mundo) como el cero positivo (se utiliza para todos los grupos positivos). Los hombres pueden hacer un máximo de cuatro donaciones al año y las mujeres, tres.

Requisitos para donar

Los requisitos para donar son ser mayor de edad (entre 18 y 65 años) y tener un estado de salud aceptable. El equipo sanitario que atiende la extracción toma la tensión arterial de la persona que dona y hace un análisis para determinar la cifra de hemoglobina y saber que el donante cuenta con sangre suficiente. Posteriormente, en el laboratorio del CRTS se lleva a cabo un análisis muy completo para asegurar que esa sangre se podrá transfundir en perfectas condiciones.

Para garantizar el suministro a los centros hospitalarios de Málaga, tanto públicos como privados, el CRTS necesita 250 unidades de sangre diarias, que consigue a través de las donaciones que se realizan en el edificio del Centro de Transfusión, situado en el recinto del Hospital Civil y que está abierto en verano, de lunes a sábado, de nueve de la mañana a dos de la tarde. Asimismo, es posible donar en las unidades móviles que se desplazan por los municipios y en la que se encuentra ubicada en Málaga capital, en la avenida de Andalucía (de 10.00 a 14.00 horas). «Para saber dónde estamos en cada momento, se puede consultar nuestra página web (www.donantesmalaga.org)», explicó el doctor Prat. El perfil del donante malagueño es el de una persona de 35-40 años, con estudios de grado medio o superior, que realiza una media de dos donaciones al año. No hay diferencia por sexos. De una donación de sangre se benefician hasta tres pacientes distintos.

Los hospitales llevan a cabo en el periodo estival menos intervenciones quirúrgicas programadas y más de urgencia. Esa circunstancia trae consigo que se consuma más sangre del grupo cero. Los enfermos que necesitan un mayor número de transfusiones proceden de las áreas de urgencias, digestivo, cirugía cardiovascular y trasplantes (sobre todo trasplantes de médula ósea). «Sería imposible hacer trasplantes de médula ósea si no hubiese suficientes donantes de sangre», puso de manifiesto el doctor Prat.

Fotos

Vídeos