Investigan la aparición de una moto hundida en el estanque del Parque del Oeste

Imagen de Twitter de @pcasaucao /
Imagen de Twitter de @pcasaucao

La policía trata de esclarecer ahora cómo acabó el vehículo en el agua y a quién pertenece, dado que nadie la ha reclamado

SUR

Singular estampa con la que amaneció el Parque del Oeste de la capital el pasado domingo, en plena resaca del Día de Reyes. Los primeros visitantes del recinto se toparon con una motocicleta tipo scooter sumergida en uno de sus estanques. La pregunta más repetida fue "¿cómo había llegado hasta allí?". Tres días después se desconoce cómo ha acabado el vehículo en el agua. Como ha podido saber este periódico a través del propio Ayuntamiento, la Policía Local ya lo ha retirado y ha abierto una investigación para esclarecer lo ocurrido. De momento, todo apunta a un acto vandálico, dado que nadie ha reclamado el ciclomotor.

Mientras los agentes resuelven esta peculiar historia, la foto ya ha sorprendido a muchos usuarios de Twitter, donde puede verse la citada moto bajo el estanque de este popular recinto, cuyo cuidado está a cargo de la empresa Limposam. Desde dicha compañía apuntan a un "fallo eléctrico" en una de las puertas -ya que en este momento se encuentran en proceso de modernización de las instalaciones- o bien barajan que la introdujeran durante el día sin que nadie se percatara y saltaran luego las vallas. El misterio ya está en manos de la policía.

Según Martín, la entrada de quienes tiraron la moto al agua pudo haberse producido por un "fallo eléctrico" en una de las puertas -en este momento se encuentran modernizando las instalaciones- o bien la pudieron haber introducido durante el día sin que nadie se percatara y saltaron luego las vallas. En cualquier caso, Martín aseguró que están "estrechando relaciones con la Policía Local" para evitar estos sucesos.

Este pasado domingo por la mañana, la vecina Rocío Sedeño paseaba por el parque con su hija cuando se percató de que un matrimonio y una empleada de Limposan miraban con incredulidad el agua del estanque. Al llegar al lugar donde se encontraban hizo una foto del hallazgo y la añadió a un comentario a la cuenta del Ayuntamiento en la red social Twitter. Ella, como el resto de los presentes, no tenía "ni idea" de cómo pudo acabar ahí. En su opinión, los responsables de la gamberrada pudieron introducirse en el recinto la noche del día de Reyes, poco antes del cierre.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos