Investigadores de la UMA estudian la actividad genética del pino para mejorar su cultivo

SUR MÁLAGA.

Investigadores de la Universidad de Málaga (UMA) desarrollan el primer atlas de expresión a nivel molecular de coníferas con el objetivo de avanzar en su cultivo forestal. Así, estudian la actividad genética del pino para lograr que crezca «más rápido y tenga una mejor madera».

Las coníferas son árboles que dominan grandes extensiones del planeta, siendo el pino marítimo la especie de mayor distribución en España. Aparecidas hace 300 millones de años, presentan un alto valor medioambiental y económico, ya que son una excelente fuente de madera y resina, ésta última, una materia prima de gran interés para las industrias farmacéutica y cosmética.

Con unas características biológicas muy particulares, enormes genomas -varias veces el humano-; gran tamaño, en algunas especies más de 100 metros de altura; y vidas muy largas, de hasta 5.000 años; el estudio a nivel molecular de las coníferas se ha convertido en el objetivo de investigadores de la Universidad de Málaga.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos