Intérpretes de lengua de signos reclaman mejoras laborales

P. MARINETTO MÁLAGA.

El colectivo de intérpretes de lengua de signos de la provincia de Málaga reclamó ayer a la Delegación del Gobierno de la Junta de Andalucía la mejora de sus condiciones laborales. Denuncian que existen aproximadamente 250 horas sin cubrir en institutos públicos de la provincia y que la precariedad laboral está afectando de manera directa al 30 % del alumnado sordo con diversidad funcional con el que trabajan. Solo en la provincia de Málaga hay alrededor de treinta intérpretes que deberían contar con una jornada laboral de 30 horas semanales, pero aseguran que pese a contar con una partida presupuestaría de medio millón de euros, gran parte de los profesionales disponen de un contrato de 12 horas y otros incluso menos.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos