405 inspecciones en 2017, sin decomisos de alevines

405 inspecciones en 2017, sin decomisos de alevines

Este año se han aprehendido de 16.211 kilos de pescado por no tener la talla reglamentaria

PILAR R. QUIRÓSMálaga

Para saber si hay chanquetes auténticos en Málaga, es decir el ‘Aphia minuta’, un buen dato a conocer siempre han sido las estadísticas anuales de decomisos de la Inspección Pesquera y del Sepronade la Guardia Civil.

Las de este año son contundentes: de las 405 inspecciones realizadas en lonjas, en el mar y la playa, Mercamálaga, restaurantes, pescaderías, venta ambulante, vehículos y centros de expedición se han aprehendido de 16.211 kilos de pescado por no tener la talla reglamentaria o ausencia de etiquetado, pero no ha habido ninguna aprehensión de chanquetes o alevines, lo que viene a decir que es muy raro que la flota pesquera se dedique a pescarlos, algo que hace décadas que se terminó. Fue todo a base de multas.

Más información

No obstante, sí se han decomisado de 20 embarcaciones por distintos motivos (sin matrícula, sin papeles en regla...). Según ha podido saber este periódico, aún quedan grupúsculos de pescadores furtivos en El Bulto, El Palo y Torre del Mar, que hacen uso de unas cuantas chalanas para salir de noche a pescarlos, y en los poquísimos sitios en los que venden a restaurantes y chiringuitos, lo hacen a 25 euros el kilo. Es más bien morralla, es decir alevines de 30 especies diferentes, entre ellos boquerones, sardinas y jureles.

Es una pesca residual, asociada a personas dentro de la marginalidad. Gobierno y Junta han ido acabando con la misma retirando en la década de principios del milenio una media de 100 barcas o chalanas (robadas a inmigrantes) al año que faenaban con boliche y birorta (artes prohibidas). La perseverancia en esta lucha y la concienciación ciudadana fueron acabando con esta lacra, que esquilmaba el caladero malagueño.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos