El Ayuntamiento acoge a un centenar de inmigrantes que se habían quedado en la calle

Inmigrantes caminando ayer por las calles de Málaga/Sur
Inmigrantes caminando ayer por las calles de Málaga / Sur

Reorganiza sus recursos para albergarles después de que estas personas, llegadas en las últimas pateras, no tuvieran donde dormir

Alvaro Frías
ALVARO FRÍAS

Ayer se produjo una imagen que hasta ahora había sido insólita en la ciudad. Abrigados en las mantas con las que habían pasado la noche anterior, por las aceras de la capital caminaban desconcertados numerosos de los últimos inmigrantes que han sido rescatados en alta mar en pateras y trasladados a Málaga. Se habían quedado en la calle ante el colapso de los recursos del Gobierno y de las ONG, hasta que el Ayuntamiento les acogió.

Y es que la cifra de estas personas asistidas en Málaga ha crecido exponencialmente hasta el punto de que ya supone más del doble de la registrada durante todo 2016. En lo que va de año ya se han rescatado y trasladado a la capital a casi 1.900 personas.

Ante el colapso que se produce en los Centros de Internamiento de Extranjeros, la solución ha sido que las ONG se hagan cargo de estas personas. Sin embargo, Samuel Linares, coordinador provincial de Cruz Roja, explicó que están desbordados y que no tienen plazas para albergar a estas personas. Al respecto, señaló que casi un centenar de inmigrantes llegados en pateras rescatadas la noche del pasado jueves, y que hasta ese momento estaban custodiadas por la Policía Nacional, se quedaron en la calle.

En este mismo sentido se pronunció Sandrine Sánchez, abogada del turno de oficio de Extranjería del Colegio de Abogados de Málaga. Insistió en que la Carta Europea de Derechos Humanos recoge que se está obligado a dar alojamiento a los solicitantes de asilo, que solo en este caso eran 39 personas.

Por su parte, desde el Ayuntamiento indicaron que nadie les había informado de que estas personas se quedaban en la calle, hasta que se encontraron con la situación. «Hemos reorganizado nuestros recursos como hemos podido para que no se quedaran sin cobijo», afirmó la directora del área de Derechos Sociales, Ruth Sarabia.

Fuentes de la Subdelegación del Gobierno indicaron que habían finalizado los trámites respecto a su situación, por lo que no se les podía retener más tiempo.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos