Un informe de la Junta admite el «error» del recubrimiento que promovió para la Catedral

Una de las grietas aparecidas en el recubrimiento que se hizo a las cúpulas en 2008.
Una de las grietas aparecidas en el recubrimiento que se hizo a las cúpulas en 2008. / Fernando González

La Consejería de Cultura supedita a las reuniones técnicas pendientes con el Obispado la concreción de las soluciones a las filtraciones del edificio

Jesús Hinojosa
JESÚS HINOJOSAMálaga

El problema de filtraciones que padece la Catedral, y del que ayer dio cuenta este periódico, está considerado en el plan director elaborado por el Obispado como el principal origen de todas las patologías que presenta el edificio. Los informes elaborados por la Consejería de Cultura respecto al plan director analizan esta cuestión y también valoran el recubrimiento de las cúpulas que desde la propia Junta se promovió hace casi una década con el objetivo de acabar con las goteras, que todavía persisten. Como ayer informó SUR, este revestimiento presenta numerosas grietas que preocupan a los responsables de la diócesis y al arquitecto encargado del templo, Juan Manuel Sánchez La Chica.

En uno de esos informes, en concreto el elaborado por el Instituto Andaluz del Patrimonio Histórico (IAPH), se admite que la Catedral presenta «serios problemas de conservación, cuyo germen posiblemente sea la evacuación de aguas pluviales desde las cubiertas al suelo, cuestión grave que debe abordar una fase de estudios prioritaria sobre el bien, no esbozada en este plan director». El IAPH apunta que esos estudios sobre la evacuación de aguas deberán averiguar cómo funciona para el edificio tal y como se encuentra actualmente, y para la opción de que se complete con un tejado a dos aguas, como quedó dibujado en el siglo XVIII.

Evacuación de aguas

A renglón seguido, el instituto admite que el proyecto desarrollado a finales de la pasada década, con diseño del arquitecto gaditano Juan José Jiménez Mata tras un concurso de ideas, ha resultado fallido. «Asumiendo el error de la intervención anterior, cuyo conocimiento de esta cuestión fue claramente insuficiente, se debe estudiar profundamente cómo es o cómo fue el plan de evacuación de aguas de las cubiertas del inmueble, la existencia o no de bajantes interiores o exteriores o el mantenimiento de estos», apunta el IAPH en su primer informe sobre el plan director, en que señala que esta tarea de análisis «se debe anteponer a la idea de las nuevas cubiertas del templo, un problema secundario y costoso».

Noticias relacionadas

Por su lado, el informe de la delegación de Cultura también pide que se analice en profundidad el problema de las filtraciones, pero es más condescendiente con el recubrimiento de las cúpulas de 2008, del que asegura que «ha demostrado un alto índice de eficacia». No obstante, aboga por verificar su estado y «proceder a las reparaciones que procedan».

Fuentes de la delegación de Cultura supeditaron ayer a las reuniones técnicas pendientes con el Obispado, para abordar el contenido del plan director cara a su aprobación, la concreción de las soluciones que urgen para acabar con las goteras en la Catedral. «Se va a trabajar conjuntamente con el Obispado», precisaron, si bien descartaron que por el momento se lleve a cabo alguna intervención de urgencia ante la magnitud de las fisuras captadas por este periódico. Asimismo apuntaron que los responsables de la diócesis «no las han comunicado en estos años».

Por su parte, el delegado del Gobierno andaluz en Málaga, José Luis Ruiz Espejo, apuntó que el plan director, una vez que sea aprobado, «será el que marque las actuaciones que se puedan realizar» en la Catedral.

Fotos

Vídeos