La Iglesia de Santiago: la huella del vándalo

Imagen del lateral de la Iglesia de Santiago con las pintadas realizadas./
Imagen del lateral de la Iglesia de Santiago con las pintadas realizadas.
COSAS DE LA CIUDAD

José Manuel Alday
JOSÉ MANUEL ALDAY

La céntrica Iglesia de Santiago ha aparecido estos días con diversas pintadas en el lateral de este templo en la calle Santiago. La aparición de esas pintadas se produce poco tiempo después de que la iglesia fuera rehabilitada por completo y ha sido un hecho criticado en las redes sociales, donde algunas personas del mundo cofrade han denunciado lo sucedido. Algunos de esos mensajes lamentan lo que consideran «un ataque a nuestro patrimonio», mientras otros califican de «vergüenza» lo ocurrido. También hay quien se hace eco de ello señalando que se trata de «algunas lindezas –solo algunas, imposibles todas– de la fachada de la iglesia cristiana más antigua y señera de nuestra ciudad de Málaga. En calle Granada, en pleno centro histórico, en la ‘ruta picassiana’».

No es la primera vez que se producen pintadas en esta céntrica iglesia, donde fue bautizado el genial pintor malagueño Pablo Ruiz Picasso. Ya con anterioridad a su rehabilitación las paredes de este templo fueron blanco de diferentes pintadas, en unos casos a modo de grafiti y en otros con mensajes diversos, algunos de ellos en contra de la Iglesia Católica.

Conviene recordar que la ordenanza de convivencia ciudadana contempla una sanción de 1.500 a 3.000 euros por pintar sobre un edificio protegido, como es el caso de la Iglesia de Santiago, que está declarada Bien de Interés Cultural (BIC). Pero para eso hay que localizar al infractor.

Arqueta reparada.
Arqueta reparada.

Camino de La Térmica: reparación urgente de una arqueta peligrosa

La arqueta que había al descubierto en el Camino de la Térmica y que constituía un peligro al encontrarse cerca de un gimnasio al que acuden muchos niños ha sido reparada. Un vecino de la zona advertía el martes pasado a través de estas mismas páginas de que esa arqueta al descubierto resultaba una trampa para los que caminan por allí. «Deberían de tomar alguna medida, porque esos boquetes resultan muy peligrosos y cualquier persona o la rueda de una moto o de un coche puede meterse en ellos y se pueden producir un accidente», indicaba. Su reclamación ha tenida rápida respuesta del Ayuntamiento porque, según indica, la arqueta en cuestión ha sido reparada, suponemos que por medio de los equipos de conservación y mantenimiento, como otra peligrosa que había en calle Salesianos.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos