La huelga de examinadores de tráfico obliga a cancelar 240 pruebas de conducir

Los 25 trabajadores de la provincia secundaron ayer el primer día de paros, que se repetirán de lunes a miércoles hasta finales de julio

JUAN SOTO MÁLAGA.

La huelga de examinadores de tráfico ha dejado a unos 240 alumnos sin poder examinarse del permiso de circulación en la provincia. La primera jornada de paros convocados a nivel nacional para exigir la aplicación de un complemento salarial comprometido en el año 2008 fue secundada ayer por el 100% de los trabajadores de Málaga, lo que obligó a posponer 240 exámenes prácticos y unas 50 pruebas programadas en pista. Si no se encuentra ninguna solución, la huelga se repetirá de lunes a miércoles hasta finales del mes de julio.

El portavoz del colectivo en la provincia, José Luis Conde, explicó ayer que la plantilla está formada por 25 profesionales, de los cuales tres se encuentran actualmente de baja, por lo que el paro fue secundado por el 100% de los trabajadores que se encuentran en activo. Igualmente recordó que sus principales reivindicaciones son la aplicación del complemento específico por el que ya estuvieron de huelga en el año 2015, que se mantenga la catalogación de servicio de carácter público y que se mejoren los lugares en donde los alumnos realizan sus pruebas.

Se estima que la huelga que comenzaron ayer los examinadores de Tráfico produzca un importante cuello de botella en la provincia, ya que los exámenes teóricos se siguen desarrollando con total normalidad. El presidente de la Asociación Provincial de Autoescuelas, Antonio Martín, dijo que las personas que no pudieron examinarse ayer han sido recolocadas para el próximo jueves. Este profesional, cuyo colectivo se ha ofrecido a mediar entre la administración y los trabajadores, teme que la situación pueda durar bastante tiempo, ya que no ha encontrado ningún punto de acercamiento entre las partes.

Exigen un complemento salarial comprometido hace años y la mejora de las instalaciones

En este sentido reconoce que los más perjudicados, al margen de los examinadores, son los estudiantes, que durante esta época del año disponen de tiempo para sacarse el carné tras terminar las clases pero no podrán hacerlo con la celeridad que les gustaría. Si cada semana se examinan unos 1.200 alumnos de media en la provincia, durante el tiempo que duren los paros podrán hacerlo un máximo de 480 estudiantes.

En un intento de resolver la situación, hoy se reunirá la mesa de delegados de la Dirección General de Tráfico en donde están representados los sindicatos y la administración. Durante este encuentro, Tráfico explicará que trabaja para abrir la vía a que otros funcionarios de otras administraciones (incluidos militares) puedan acceder a la plantilla de examinadores, aunque el colectivo teme que finalmente termine por abrirse la puerta a no funcionarios.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos