Los hosteleros creen que el informe que autoriza la moratoria contiene errores

JUAN SOTO MÁLAGA.

Los hosteleros no se dan por vencidos. Tras el informe del secretario general del Ayuntamiento en donde da por válida la actual zonificación y abre la puerta a la declaración de Zonas Acústicamente Saturadas en el Centro y en Teatinos, la asociación empresarial Mahos ha mostrado su rechazo al considerar que cae en diferentes errores.

El colectivo entiende que la pregunta formulada al secretario «está dirigida a una respuesta evidente» e insiste en que las mediciones se tomaron en el año 2007 para la aprobación provisional del PGOU y fueron aprobadas en Pleno un año después, y no en 2011 como defiende el informe municipal. A este argumento añaden que la Ley del Ruido de ese mismo año señala que «las aglomeraciones de más de 250.000 habitantes deben de tener la zonificación acústica antes del 1 de enero de 2008».

Más allá, la asociación asegura no estar de acuerdo con la delimitación de las áreas actuales, ya que considera que el Centro Histórico debe ser un área de sensibilidad acústica del tipo turístico-terciario «porque este es su uso predominante y además por analogía con otras ciudades andaluzas como Sevilla y Granada, en las que sus centros históricos están delimitados como áreas de sensibilidad acústica del tipo turístico-terciario».

Un día antes de la celebración de la reunión que debería resultar definitiva para la aprobación inicial de las ZAS y establecer una moratoria sobre la apertura de nuevos negocios, afirman que resulta paradójico que Málaga no disponga de ningún área de sensibilidad acústica del tipo turística-terciario pese a ser una de las ciudades turísticas más importante de España gracias, entre otras acciones, a las desarrolladas para el fomento del turismo por el propio Ayuntamiento.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos