Los hospitales públicos de Málaga duplicarán las resonancias magnéticas con cinco equipos más

Imagen de la presentación de los equipamientos.
Imagen de la presentación de los equipamientos. / SUR

Los recibirán el Materno, el Clínico y los centros de la Axarquía, Ronda y el Guadalhorce por un importe de más de siete millones y medio de euros

Ángel Escalera
ÁNGEL ESCALERAMálaga

Los hospitales públicos de la provincia de Málaga duplicarán su dotación de resonancias magnéticas en el plazo máximo de seis meses. Así, se pasará de los cuatro equipos que funcionan ahora (dos en Carlos Haya, uno en el Clínico y otro en el Costa del Sol de Marbella) a los nueve que tienen que estar en marcha en marzo de 2018. La inversión del SAS para la adquisición y el equipamiento de los mismos asciende a 7.599.234 euros. Las resonancias las recibirán el Materno Infantil (lo que hará que los niños no tengan que ser trasladados a Carlos Haya para la realización de la prueba), el Clínico Universitario y los hospitales de la Axarquía, Ronda y Guadalhorce. Ninguno estos tres últimos centros de la provincia cuenta en estos momentos con resonancias. Disponer de esos equipos evitará a los pacientes de esas comarcas desplazamientos a la capital y que las resonancia se hagan en centros privados concertados. La compra de los cinco equipos irá unida a la contratación de profesionales.

Los nuevos equipos realizarán, entre otros, estudios cerebrales funcionales que ayudarán a la planificación quirúrgica, facilitarán la labor de los neurocirujanos y ofrecerán mayor seguridad durante la intervención. Asimismo, harán estudios de mama y de próstata, con la posibilidad de efectuar biopsias de mama dentro de la máquina o dirigirlas en los estudios de próstata. También se beneficiarán de esas exploraciones enfermos cardiacos. La resonancia es una técnica que sirve para diagnosticar diferentes enfermedades o estados patológicos mediante la obtención de imágenes del cuerpo sin necesidad de utilizar rayos X.

La mayor rapidez y resolución de las nuevas resonancias reducirá de forma importante los tiempos en la ejecución de los estudios, aspecto que tiene una especial relevancia en pediatría, al disminuir de forma significativa los minutos de exploración. En algunos casos, se podrá evitar la sedación de los niños. También mejorará el confort para los pacientes debido a la menor sensación de claustrofobia y reducción de ruido.

El anuncio público de la adquisición de las cinco resonancias se hizo ayer y corrió a cargo del delegado del Gobierno andaluz en Málaga, José Luis Ruiz Espejo, que estuvo acompañado por la delegada provincial de Salud, Ana Isabel González; el director de la unidad de gestión clínica de radiodiagnóstico del Hospital Regional Carlos Haya, Jorge Garín, y la directora de la unidad de gestión clínica de radiodiagnóstico del Clínico Universitario, Mercedes Acebal. Ruiz Espejo destacó la importancia de esta inversión para continuar mejorando la calidad asistencial de sistema sanitario malagueño. «Desde la Junta de Andalucía seguiremos defendiendo la salud como un servicio público y seguiremos haciendo todos los esfuerzos posibles para dotarla con los mejores equipamiento. Además, contaremos con los mejores profesionales», puso de manifiesto el dirigente.

La delegada de Salud explicó que en el caso del Hospital Regional Carlos Haya –que cuenta actualmente con dos resonancias ubicadas en el Hospital General– el nuevo equipo será el tercero y se instalará en el Hospital Materno Infantil, hecho que impedirá que los menores ingresados en el centro sanitario tengan que desplazarse a Carlos Haya para hacerles los estudios. El Clínico será dotado con una segunda resonancia magnética. Tanto el Clínico como el Materno y el Hospital de la Axarquía deberán llevar a cabo, previamente, obras de adecuación de espacios en la zona donde irán ubicados los equipos y las instalaciones técnicas de los mismo. En los centros de Ronda y del Guadalhorce las obras que se acometerán serán menores.

El contrato adjudica a la empresa Siemens Health Care, S. L. U. la instalación y mantenimiento de este equipamiento tecnológico de última generación que supondrá una mayor rapidez en la realización de los estudios y una mejor resolución de las imágenes. De ese modo, los nuevos equipos permitirán efectuar estudios avanzados en determinadas patología gracias a la precisión y calidad de las imágenes y al innovador sistema de software que incorpora.

Los hospitales públicos de Málaga hacen anualmente unas 73.500 resonancias magnéticas. El pasado año los hospitales Carlos Haya y Clínico realizaron 36.000 estudios con los tres equipos de que disponen en la actualidad. Por su parte, la actividad anual en el Hospital de la Axarquía es de 6.350 pruebas y de 3.915 en el Hospital de Ronda.

Fotos

Vídeos