Historias de una noche en vela bajo la tormenta

Málaga vivió el 19 de febrero de 2017 una madrugada llena de tensos episodios por una tromba, provocada por una Dana, que descargó 126 litros en dos horas en el Centro y zona este

La tierra se tragó su coche en Cerrado de Calderón /Ñito Salas
La tierra se tragó su coche en Cerrado de Calderón / Ñito Salas
Ignacio Lillo
IGNACIO LILLOMálaga

La madrugada del domingo 19 de febrero de 2017 quedará grabada en el recuerdo de muchos malagueños. Una fuerte tromba de agua dejó estampas insólitas y decenas de desperfectos a su paso. Especialmente en el Centro y en la zona Este, los puntos más perjudicados por unas intensas lluvias que han tenido en vilo esta noche a los residentes de la capital (sobrecogidos por los truenos y la intensidad de las precipitaciones) y dejaba un balance de más de 200 incidencias en los servicios de emergencia. En total, y según los datos oficiales, el volumen recogido durante el episodio ascendió a los 153 litros por metro cuadrado, según el delegado en Andalucía de Aemet, Pablo López Cotín.

Lo peor se vivió entre las 3.00 y las 5.00 de la madrugada, cuando han caído nada menos que 126 litros por metro cuadrado en sólo dos horas, según los datos de la red Hidrosur, dependiente de la Consejería de Medio Ambiente de la Junta. El pluviómetro se encuentra en el Palacio de la Tinta, en La Malagueta. La Agencia Estatal de Meteorología (Aemet) ha contabilizado por su parte 80 litros entre las 3.00 y las 4.00 en el puerto de Málaga, y más de 100 acumulados en esas mismas dos horas. Esta fuerte tormenta -con intensa descarga eléctrica- se debía al fenómeno conocido como Depresión Aislada en Niveles Altos (Dana). Se han contabilizado hasta 456 rayos que han tocado la superficie. Y como es característico de la Dana, la distribución de las precipitaciones fue muy desigual en la ciudad, hasta el punto de que mientras el Centro y la zona Este se inundaban, en el resto de la urbe y de la provincia casi no se ha notado este fenómeno. El aviso rojo que estuvo activo de madrugada pasó a naranja y más tarde a amarillo.

La tierra se abrió en Cerrado de Calderón

El desprendimiento de una ladera en la calle Los Flamencos, en el Cerrado de Calderón, fue una de las imágenes del día. Este punto registraba de hecho la incidencia más grave del episodio de lluvias torrenciales en la capital. La calzada se hundía a la altura del número 48 de dicha vía y la gran zanja se 'tragó' tres vehículos. Uno de ellos estaba ocupado por varias personas, que pudieron ser rescatadas por los bomberos sin daños personales. Historia completa aquí.

SUR

Una embarazada atrapada en su coche

Y más incidencias en esta zona de la ciudad, con la que se ha cebado la tromba. Una joven embarazada de tres meses y su amiga tuvieron que ser rescatadas en el Paseo de Cerrado de Calderón, donde el vehículo en el que viajaban quedó atrapado por el torrente de agua y otros coches arrastrados por el caudal. Historia completa aquí.

Ñito Salas

El Balneario sufre el azote del temporal

El Balneario fue otro de los escenarios que se ha llevado la peor parte. Los daños sufridos en este enclave fueron muy graves: «El granizo ha hecho un destrozo terrible, se ha acumulado en los cañizos y ese peso ha hecho que se caigan las estructuras metálicas que lo soportan sobre al terraza». También la carpa exterior se hundía, «Los desagües estaban llenos de pedrisco, se han inundado todas las instalaciones y ahora para colmo las olas están entrando; todavía hay granizo acumulado en el suelo», relataba a SUR Gerardo Lumbreras, socio de la empresa concesionaria. Historia completa aquí.

Ñito Salas

Los aparcamientos, inundados

En la zona Centro, la fuerte tromba de agua y granizo dejaba el aparcamiento de la plaza de la Marina inutilizado. El agua inundaba el parking hasta llegar a los capós de los coches, de ahí que se tuviera que cerrar al público. El agua entró fundamentalmente por las dos rampas de acceso de la Alameda Principal. Entre 25 y 30 vehículos han sido afectados. El Ayuntamiento de Málaga, además, habilitaba una oficina para atender a los posibles afectados por el episodio de lluvias y granizo. Historia completa aquí.

Ñito Salas

La tromba de agua ha dejado una veintena de desalojados. Así ocurría con varios vecinos de la ya citada calle Los Flamencos (donde tuvieron que dejar sus casas dos personas y otros lo han hecho de manera voluntaria) y calle Andaluces en Cerrado de Calderón, donde hubo 7 desalojos. En la calle Marcos Obregón, en Pedregalejo, abandonó su inmueble una familia, incluida una mujer con problemas de movilidad y se desalojó otra casa en La Mosca (con más de diez viviendas inundadas). Historia completa aquí.

Ñito Salas

A nivel meteorológico, la tormenta dejó también la curiosa estampa de las playas de La Caleta y Pedregalejo con la arena cubierta por una capa gruesa de granizo blanco. Sin salir de estos ecosistemas, el temporal marítimo también causó graves estragos en la anchura de los arenales desde La Malagueta hacia la zona este.

Fernando González

Aunque la peor parte se lo ha llevado la capital, la intensa lluvia caída de madrugada en la provincia también dejaba decenas de incidencias en la Costa del Sol. En algunos puntos de Benalmádena, donde caían más de 60 litros por metro cuadrado, hubo cortes de luz y problemas con los semáforos. En Torremolinos, donde caían más de 54 litros por metro cuadrado, se cayó un muro en la calle Diamantino García, que cedía hasta desplomarse sobre la acera, pero no provocó daños personales. El desbordamiento del río Fuengirola generó algunas incidencias leves en el municipio, donde el viento alcanzó los 70 kilómetros por hora y propició la caída de ramas de árboles. Historia completa aquí.

Y los pantanos tiraron agua

La presa de La Concepción también notó los efectos de las intensas precipitaciones. Este punto, del que beben un total de once localidades de la Costa del Sol Occidental: Marbella, Estepona, Ojén, Istán, Mijas, Manilva, Benahavís, Casares, Benalmádena, Torremolinos y Fuengirola, se encontraba ya al máximo de capacidad y volvía a alcanzar la cota tope de seguridad, lo que obligó a abrir unas compuertas de la infraestructura para tirar agua al mar. Historia completa aquí.

En imágenes

Goteras en la Catedral de Málaga

Las fuertes precipitaciones provocaron también que las goteras regresaran al interior de la Catedral de Málaga como ya lo hicieron en la jornada dominical de diciembre de 2016. El agua se filtró por los mismos puntos que en aquella ocasión. La mayor entrada se registraba en la nave sur del templo, junto a la puerta de la calle Postigo de los Abades, donde se colocaron una decena de cubos. Esta zona fue acotada con bancos para que el público no pasase por ella. Historia completa aquí.

El Carnaval, suspendido

La Fundación Ciudadana del Carnaval de Málaga anunció la suspensión de la elección de los dioses y príncipes infantiles que se debía celebrar el domingo por la mañana tras la tromba que caía sobre la capital así como del gran desfile de esta tarde. La gala se trasladó al viernes 24.

La portada de SUR del lunes 20 de febrero de 2018.
La portada de SUR del lunes 20 de febrero de 2018.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos