Hallan en El Perchel mil dosis de heroína y cocaína tras frustrar una venta al menudeo

Agentes de la Policía Local sorprendieron al vendedor durante una transacción en una calle de Huelin y localizaron el alijo al registrar su domicilio

JUAN CANO MÁLAGA.

La intervención de unos policías locales que frustraron una venta de droga en la vía pública ha conducido a uno de los mayores alijos en los últimos años para su distribución al menudeo. Los investigadores se han incautado de 1.017 dosis de heroína (802) y cocaína (215) en una vivienda situada en la zona de El Perchel, en Málaga capital.

Todo comenzó la mañana del pasado día 30 de septiembre en la calle Abogado Federico Orellana Toledano, en Huelin, donde unos agentes que patrullaban de paisano observaron una transacción entre dos hombres. Según indicaron fuentes policiales, vieron cómo uno de ellos le entregaba al otro un billete de 10 euros, al tiempo que éste le suministraba una paquetilla.

Uno de los agentes siguió al comprador, que se marchó en dirección a la calle Isla Cristina. Al llegar a su altura, el funcionario se identificó como tal, momento en que el individuo reaccionó propinándole un fuerte empujón y emprendiendo la huida. Se inició entonces una persecución a pie por la barriada en la que el policía local consiguió dar alcance al sujeto, que continuó ofreciendo fuerte resistencia, por lo que tuvo que ser reducido. Aunque solo pretendían identificarlo para que sirviera como testigo, acabó detenido por resistencia y desobediencia a la autoridad. Al cachearlo, comprobó que llevaba en el bolsillo una dosis de heroína. El otro funcionario siguió al vendedor, al que interceptó en las inmediaciones. Llevaba encima 31 paquetillas listas para su distribución, 18 de las cuales eran de heroína y las otras 13, de cocaína.

Registro

Tras detener a ambos, agentes del Grupo de Investigación y Protección (GIP) de la Policía Local y del retén de Policía Judicial de la Comisaría Provincial se desplazaron a la vivienda del vendedor, situada en El Perchel, donde realizaron un registro. En el dormitorio, los funcionarios localizaron 54 bolsas que, a su vez, contenían 802 dosis de una sustancia de color ocre que, según confesó el arrestado, era heroína. Posteriormente, en la mesa del salón, encontraron una riñonera de color rojo que contenía a su vez otras 215 dosis de cocaína.

Las distintas fuentes policiales consultadas por este periódico destacaron la importancia del alijo intervenido sobre todo por el número de paquetillas incautadas, que lo convierte en uno de los mayores -siempre refiriéndose al menudeo- que se han localizado en los últimos años en la capital malagueña.

Fotos

Vídeos