Hacienda negocia trasladar sus funcionarios al centro de oportunidades de El Corte Inglés

Aspecto actual del edificio, que albergó originalmente la industria Metalgráfica Lapeira y el supermercado Gaybo en los años ochenta del pasado siglo. / Fernando González

La operación implicaría el cierre del supermercado y el outlet que el grupo comercial posee en este inmueble, que cuenta con protección arquitectónica

Jesús Hinojosa
JESÚS HINOJOSAMálaga

Cuatro meses después de que este periódico diera a conocer que el edificio de Hacienda tendrá que cerrar durante varios años para ser reparado por el debilitamiento observado en su estructura, la Administración estatal no ha deshojado aún totalmente la margarita para decidirse por otro inmueble de la ciudad al que trasladar los 640 trabajadores que prestan sus servicios en esta construcción durante el desarrollo de las obras. En este tiempo, han sido varias las opciones que han manejado los responsables del Ministerio de Hacienda para reubicar temporalmente a los 510 empleados de la Agencia Tributaria, además de los 130 que forman parte de otros departamentos como el Catastro, el tribunal económico-administrativo y la propia delegación del ministerio.

No obstante, cuando ya parece llegado el momento de tomar una decisión al respecto, toma peso un plan que podría cerrarse en los próximos días y que pasa por trasladar los servicios que contiene el edificio de Hacienda a la construcción comercial que El Corte Inglés posee junto a la estación delAVE, entre las calles Ayala y Héroe de Sostoa, a espaldas de la sede de las Hermanitas de los Pobres. Según ha podido confirmar este periódico, está en marcha una negociación entre el citado grupo comercial y los responsables de Hacienda para hacer posible este traslado, mediante un alquiler a largo plazo. «Hay posibilidades de que se haga», señalaron fuentes cercanas a la Agencia Tributaria, cuyos responsables ya han visitado incluso el inmueble en cuestión para tomar medidas.

La construcción dispone de espacio para albergar gran parte de los servicios de la delegación

Según matizaron, este edificio comercial posee una superficie de más de cinco mil metros cuadrados, por lo que podría albergar gran parte de los servicios que actualmente contiene el edificio de Hacienda de la avenida de Andalucía. Precisamente, una de las cuestiones que se están analizando cuidadosamente antes de cerrar la operación con El Corte Inglés es la distribución de los diferentes departamentos del ministerio en la superficie de que dispone el edificio conocido como Gaybo, por el supermercado que albergó en la década de los ochenta.

Un plan muy similar al traslado realizado en Jaén

La operación trazada para desplazar los servicios de la Delegación de Hacienda a otro espacio de la ciudad mientras duran las obras de reparación del inmueble que las acoge desde finales de los años setenta tiene su antecedente más inmediato en una actuación muy similar realizada en Jaén. Desde noviembre del año pasado, las oficinas de Hacienda en la capital jiennense se encuentran en un edificio que albergó un centro de oportunidades de El Corte Inglés, ubicado en la glorieta de Blas Infante, en la avenida de Andalucía. Allí fueron trasladadas para que se pueda llevar a cabo, durante un plazo de dos años, la reforma de su sede en un edificio de la céntrica plaza de la Constitución que data de 1932. Desde hace lustros ese inmueble no reunía las condiciones de eficiencia que necesita la sede de una administración pública. Por eso, hace ya 15 años que el Gobierno empezó a dar pasos para buscar una solución a este problema. Inicialmente proyectó construir una sede nueva pero, finalmente, tras varias vicisitudes, optó por la rehabilitación y adaptación de la existente.

En el caso de Málaga, las obras que se acometerán servirán para atajar los daños detectados en la estructura del edificio y en los forjados de las diferentes plantas. No obstante, desde el Gobierno aseguran que no suponen un riesgo inminente para trabajadores y usuarios.

Actualmente, la construcción, que es propiedad de El Corte Inglés, contiene un supermercado y un outlet de esta firma comercial. El supermercado fue inaugurado en 2003 y el centro de artículos de temporadas pasadas diez años después, en 2013. En el caso de cerrarse el traslado de las oficinas de Hacienda a este espacio, ambos establecimientos comerciales tendrían que cerrar sus puertas, al menos durante los años que duren las obras para consolidar la estructura del edificio de la avenida de Andalucía. Inicialmente, se ha estimado que los trabajos de reparación podrían ejecutarse en un plazo de tres años, aunque es posible que esta previsión inicial se prolongue más en el tiempo.

El edificio Gaybo es la última de las opciones manejadas por Hacienda para trasladar a sus funcionarios para dar paso a las obras en su sede. Previamente ha barajado otras alternativas como el edificio Indocar (en la plaza de la Solidaridad) y la parte del Eurocom (calle Mauricio Moro) que pertenece al Ayuntamiento; y la nave del parque comercial Málaga Nostrum que albergó la tienda de muebles Conforama.

El Gaybo posee la singularidad de que se trata de una construcción que cuenta con protección arquitectónica de grado 1, según su catalogación en el Plan General de Ordenación Urbanística. Fue construida en 1918 por Fernando Guerrero Strachan para albergar la fábrica de envases metálicos litografiados que puso en marcha la familia Lapeira, de ahí que también se conoció como Metalgráfica Lapeira. Aquí se fabricaron envases metálicos para conservar y exportar alimentos de la destacada industria agroalimentaria malagueña, y también se realizaron cajas de madera, envases de hojalata, carteles y anuncios.

En 1946, un incendio destruyó parcialmente el edificio, que tuvo que ser reformado bajo el proyecto del arquitecto Enrique Atencia, lo que se aprovechó para igualar las dos naves longitudinales que lo caracterizan. La fábrica de envases metálicos cerró sus puertas en 1983 y en 1987 albergó el supermercado Gaybo. Años después, fue comprada por El Corte Inglés para uso comercial.

Fotos

Vídeos