Hacienda cerrará su sede por reformas a comienzos de 2019 por al menos siete años

El edificio de Hacienda fue construido entre 1975 y 1979 (archivo)./C. Moret
El edificio de Hacienda fue construido entre 1975 y 1979 (archivo). / C. Moret

La atención al público irá al recién cerrado 'outlet' de El Corte Inglés en Héroe de Sostoa y el resto de áreas, entre el Málaga Plaza y los antiguos juzgados de la calle Hilera

Francisco Jiménez
FRANCISCO JIMÉNEZMálaga

La Agencia Tributaria ya tiene cerrada la reubicación de sus servicios en Málaga una vez que la sede principal, la de la avenida de Andalucía, sea desalojada para ser sometida a una rehabilitación integral que corrija los considerables daños detectados en la estructura del edificio construido a finales de los 70. El traslado a los tres inmuebles que se han alquilado en distintos puntos de la ciudad está previsto para comienzos de 2019, con un plazo de regreso que se deja abierto porque dependerá de los tiempos de tramitación y ejecución de unas obras por sí solas podrían comerse entre tres y cuatro años. Con este panorama, el margen con el que trabaja el organismo estatal es de siete años. Ésa es al menos la duración de los contratos de alquiler.

Aunque la decisión de vaciar por completo el edificio está tomada desde que a mediados del año pasado se confirmaron las deficiencias en la estructura desde la construcción original (no comprometen la seguridad de los 690 trabajadores ni de las dos mil personas que a diario pasan por estas oficinas), no ha sido hasta ahora cuando se ha podido concretar todo el procedimiento en el que se ha venido trabajando en los últimos meses hasta que se ha obtenido el visto bueno de Patrimonio del Estado.

Tal y como ha venido informando este periódico, las tres ubicaciones elegidas después de haber peinado la ciudad son el edificio de la calle Héroe de Sostoa que hasta mediados de marzo ocupaban el centro de oportunidades y un supermercado de El Corte Inglés (antiguo Gaybo) y otros dos espacios mucho más céntricos y más próximos a la sede actual: la mayor parte de la segunda planta de oficinas del Málaga Plaza y la entreplanta de un edificio de la calle Hilera que hasta hace una década albergó varios juzgados de lo Social y que permanece sin uso desde su traslado a la Ciudad de la Justicia.

Un millón de euros al año

Desde la Agencia Tributaria rehusan hablar de costes, aunque el arrendamiento de los 9.000 metros cuadrados que suman estos tres inmuebles conllevará una factura superior al millón de euros anuales. Tras unos trabajos previos de adaptación a oficinas que acometerán los propietarios, la previsión es que la entrega sea en otoño para que el ente estatal pueda empezar a equiparlo. De lo que tampoco hablan en el órgano dependiente del Ministerio de Hacienda es del coste de las obras de reforma integral de la sede, amparándose en que mientras no se desaloje el edificio no se podrán realizar las demoliciones de todo el revestimiento de la estructura principal (techos, tabiques) para hacer un diagnóstico más preciso antes de encargar la redacción del proyecto de ejecución. Unos trabajos que consistirán en el refuerzo de forjados y pilares mediante placas y vigas de gran tamaño, pero que también se aprovecharán para renovar por completo el edificio.

El calendario para completar el traslado fue comunicado ayer a los representantes sindicales de la plantilla, quienes volvieron a expresar sus recelos, poniendo en duda la viabilidad y eficacia de volver a dispersar los distintos departamentos no sólo por la comodidad propia de los empleados, sino también por la de los usuarios. Además, también incidieron en el impacto económico que supondrá para las arcas públicas el alquiler de varios inmuebles de forma indefinida, ya que a los tres años que durarán las obras aproximadamente hay que sumarlo todos los procedimientos administrativos previos para su contratación. Por ello, volvieron a reclamar que las obras se ejecuten por fases sin que sea necesario el desalojo íntegro del edificio. Una posibilidad que la Administración descarta.

Distribución de los servicios

El plan diseñado por Hacienda pasa por destinar los más de cinco mil metros cuadrados de la construcción propiedad de El Corte Inglés a los departamentos de gestión, recaudación e información al ciudadano (255 trabajadores), mientras que los 130 funcionarios del área de inspección irá al Málaga Plaza (unos 2.300 metros cuadrados distribuidos en varios módulos) y el resto de áreas no operativas (otro centenar de empleados entre servicios generales, recursos humanos y otros departamentos) a los 1.800 metros disponibles en la calle Hilera, adquiridos hace años por una empresa de formación aunque sin llegar a darle actividad. Lo que aún no está definido es el destino de otros organismos del Ministerio de Hacienda como el Catastro o el Tribunal Económico-Administrativo.

Edificio de El Corte Inglés en Héroe de Sostoa.
Edificio de El Corte Inglés en Héroe de Sostoa. / Fernando González

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos