La Guardia Civil y la Policía Nacional tendrán una calle o una plaza con su nombre en Málaga

A. P. B. MÁLAGA

Si en la sesión plenaria del pasado mes de septiembre se evitó el debate en profundidad sobre la situación en Cataluña y el papel que están jugando en ella las Fuerzas y Cuerpos de Seguridad del Estado -los grupos de izquierda salvo el PSOE abandonaron el breve pleno extraordinario que se convocó tras la sesión ordinaria argumentando «falta de tiempo para fijar sus posturas»-, ayer sí se discutió a fondo la cuestión para que los grupos con representación en la Casona pudieran manifestarse en torno a esta circunstancia excepcional. Llegaba el debate de la mano del PP, quien pedía un reconocimiento explícito al papel de la Policía Nacional y la Guardia Civil en este escenario que salió adelante por mayoría; y de C's, que en un único punto solicitaba el apoyo de todos los grupos para que ambos colectivos contaran con una calle o plaza en la ciudad en agradecimiento «al trabajo en la defensa de los derechos de todos», pidió Carballo.

En su turno de palabra, el edil del partido naranja solicitaba que el acuerdo llegara «vía institucional» admitiendo incluso la enmienda «muy bien traída» -admitió- de Málaga para la Gente, que proponía que esa calle o plaza se eligiera a partir de las que ahora tienen que cambiar su nombre por la Ley de Memoria Histórica y sugiriendo incluso la avenida Carlos Haya. El acuerdo salía adelante con los 28 votos a favor (PP, PSOE, C's, Málaga para la Gente y el edil no adscrito) y los 3 en contra de Málaga Ahora, cuya portavoz, Ysabel Torralbo, admitió que sí le parecía bien el reconocimiento «pero siempre que no se utilice en un contexto tan complejo como el actual». Además, la edil insistió en que las Fuerzas y Cuerpos de Seguridad del Estado «necesitan derechos: nosotros seguiremos luchando por ellos y luego ya vendrán las calles y los homenajes».

La necesaria «equiparación» de esos derechos -sobre todo en materia salarial- estaba precisamente incluida en uno de los puntos de la moción del PP, que fue el único que salió adelante por unanimidad tras la defensa del texto por parte del portavoz, Carlos Conde. En su alegato, el edil se defendía además de las acusaciones de «instrumentalización» de la moción que le habían lanzado desde Málaga Ahora y el edil no adscrito, quien les recriminaba que «cuando hablen del bienestar de nuestros servidores públicos acuérdense también de nuestros bomberos y nuestra policía local».

Fotos

Vídeos