La Junta da luz verde al puente peatonal sobre el Guadalhorce

Recreación de la pasarela, de 260 metros de longitud. / Sur

La pasarela de madera, que financiarán Ayuntamiento y Diputación, salva los escollos sobre el riesgo de inundaciones y la afección al paraje natural

Francisco Jiménez
FRANCISCO JIMÉNEZMálaga

El puente peatonal previsto en la desembocadura del Guadalhorce parece que por fin sale del atasco burocrático en el que lleva inmerso desde que enero de 2015 Junta de Andalucía, Diputación Provincial y Ayuntamiento de Málaga presentaran conjuntamente la construcción de esta pasarela de madera que formará parte de la Senda Litoral que promueve la institución supramunicipal para enlazar a través de un recorrido transitable para viandantes y ciclistas los 180 kilómetros de costa que separan Manilva y Nerja. Tras varias modificaciones del proyecto y de su ubicación para evitar el riesgo de inundaciones y no afectar al paraje natural, la Junta de Andalucía ya le ha dado el visto bueno a la infraestructura de madera de 260 metros de longitud prevista sobre el brazo oriental de la desembocadura (en el occidental se aprovechará un antiguo puente del ferrocarril).

A partir de ahora, el único trámite pendiente antes de que el Ayuntamiento tenga vía libre para sacar a concurso las obras (1,5 millones, cofinanciados al 50% por la Diputación) es la exposición a información pública tanto del proyecto como del estudio de impacto ambiental para que se puedan presentar alegaciones.

Desde la Delegación Territorial de la Consejería de Medio Ambiente confían en que este otoño pueda quedar todo resuelto, una vez que se han salvado los principales condicionantes planteados por las direcciones generales de Dominio Público Hidráulico y de Espacios Naturales Protegidos. Así se lo ha transmitido por escrito al Ayuntamiento, en el que además de informarle del citado visto bueno le requiere una serie de «precisiones» para terminar de cerrar el expediente: la definición exacta del recorrido desde Sacaba hasta Guadalmar, un mayor detalle de la propuesta de ordenación de la zona entre la senda y el paraje natural, y confirmar que es el Consistorio la persona jurídica que ocupará el espacio.

Cambio de ubicación

Para llegar a este desenlace, la ubicación del puente ha tenido que retranquearse para alejarlo lo suficiente del paraje natural pero sin acercarlo demasiado al puente de la autovía para que no haga de tapón en caso de crecida del río. Aunque en principio se planteó la pasarela a la altura del estadio de atletismo para hacerla coincidir en línea recta con la de las antiguas vías, finalmente se situará más al norte (a unos cien metros de la carretera), lo que hace necesario completar la actuación con otro camino hasta conectar con la plataforma del antiguo ferrocarril.

A falta de que el proyecto salga a información pública y se resuelvan las posibles alegaciones, en el Consistorio se muestran optimistas y esperan iniciar en los próximos meses la construcción del puente, con una duración estimada de dos meses y medio.

Con una longitud de 260 metros y un peso de 150 toneladas, la pasarela contará con cinco vanos, siendo el central el más grande para saltar el río sin tener que invadir el cauce y lo suficientemente alto para garantizar el paso del agua.

Fotos

Vídeos