Guadalmedina: Retirada de lodos del río

Una veintena de cubas de lodo se extrajeron ayer del río./
Una veintena de cubas de lodo se extrajeron ayer del río.

Máquinas trabajan en el cauce en un intento por evitar los malos olores que han provocado nuevas quejas de vecinos y comerciantes de la zona

José Manuel Alday
JOSÉ MANUEL ALDAYMálaga

Varias máquinas retiraron ayer gran cantidad de lodos del cauce del río Guadalmedina en un intento por evitar los malos olores de los que se venían quejando en los últimos días vecinos y comerciantes de la zona, molestias de las que nos hicimos eco el pasado sábado día 17 en estas páginas. Las máquinas retiraron fango acumulado en el tramo del río próximo al Centro de Arte Contemporáneo, (CAC), lodos con los que se llenaron unas veinte cubas de 5 metros cúbicos cada una, según Raúl Jiménez, concejal del Área de Medio Ambiente y Sostenibilidad del Ayuntamiento de Málaga. El edil explicó que la mayoría del fango retirado procede de los temporales que han azotado el litoral este año y que han metido los lodos al interior de la desembocadura del río, descartando que procedan de los aliviaderos de los colectores, como apuntaron los vecinos. Agregó que el operativo continuará hoy, estando previsto sacar otras tantas cubetas de fango, y anunció que en abril se acometerá la limpieza del cauce en su zona más baja. Durante esta intervención también se han limpiado las canaletas.

Los malos olores procedentes del río Guadalmedina fueron motivo de denuncia de la Asociación de Vecinos Centro Sur, cuyo vicepresidente, Rafael Pérez, aseguró haber recibido en los últimos días quejas de vecinos y comerciantes de la zona por este motivo. El Ayuntamiento había reconocido que habría que realizar un dragado urgente en el cauce para reducir los malos olores. Y es que, tras varios intentos en los que se ha tratado de solucionar este problema, se trata de un asunto que no acaba de resolverse.

Operarios ayer hormigonando.
Operarios ayer hormigonando.

Ancha del Carmen: cubren la calle para las procesiones

Los obreros terminaron ayer de cubrir provisionalmente la calle Ancha del Carmen con una capa de hormigón para permitir el paso de las procesiones durante la Semana Santa. La medida tiene lugar tras el acuerdo alcanzado por el Ayuntamiento con algunas cofradías, aunque ha sorprendido a algunos vecinos y comerciantes de la zona, que han criticado el gasto económico que ello conlleva y el retraso que supondrá en la ejecución de la obra. Tras la Semana Santa la capa de hormigón deberá ser levantada para proseguir la rehabilitación de la calle. Los obreros también colocaban ayer unas vallas a lo largo de toda la calle para garantizar la seguridad de las personas durante las procesiones.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos