Las grandes superficies exigen mayor libertad horaria para competir con Internet

Sólo nueve municipios tienen libertad horaria durante los meses de verano. :: sur/
Sólo nueve municipios tienen libertad horaria durante los meses de verano. :: sur

Apuestan por modernizar las leyes para adecuarse a las necesidades de los consumidores, ya que las actuales son «muy estrictas»

JUAN SOTO MÁLAGA.

Las grandes cadenas comerciales creen que ha llegado el momento de quitarle las puertas al campo que frena el desarrollo del sector. Consideran que la actual ley del comercio se ha quedado anticuada y por ello exigen acabar con la actual restricción de horarios comerciales para competir en igualdad de condiciones con los grandes gigantes de la distribución en internet.

El primero en alzar la voz fue el presidente de la Asociación Nacional de Grandes de Empresas de Distribución (Anged), Alfonso Merry del Val, quien durante la asamblea anual explicó que el 70% de los consumidores online quieren tener sus productos en sus manos en menos de 60 minutos y por contra se encuentran con «la frustración de ver las tiendas cerradas, por ley, los domingos y festivos, en buena parte de nuestras ciudades».

El máximo responsable del colectivo, que agrupa a cadenas como El Corte Inglés, Carrefour, Media Markt o Leroy Merlin, dijo que los retos del sector pasan por modernizar las leyes, ya que en la actualidad compiten con gigantes globales que operan casi exclusivamente en el ámbito digital y son capaces de enviar millones de referencias a todo el mundo. Y por ello consideró que los grandes operadores online seguirán contando con ventajas competitivas «mientras que una parte del comercio físico está sujeto a un corsé normativo estricto».

Especialmente claro en este aspecto se muestra Javier Moreno, gerente del centro comercial La Cañada de Marbella, quien considera que «no se le pueden poner puertas al campo». A su juicio deben ser los consumidores los que marquen las normas, ya que los comerciantes no pueden obligarles a que compren a una hora y a otra. «¿Por qué una persna que sale de trabajar a las 21 horas no puede ir a comprarse un jersey? ¿O un turista que pasa un domingo en Marbella no puede hacer la compra?», se pregunta.

A nivel provincial, sólo nueve municipios costeros disponen de libertad horaria comercial durante una parte del año, tal y como establece la Junta de Andalucía en su actual declaración de Zonas de Gran Afluencia Turística. Benalmádena, Estepona, Fuengirola, Manilva, Marbella, Mijas, Nerja y Torremolinos pueden abrir sus comercios todos los días de la semana en Semana Santa y entre el 1 de julio y el 15 de septiembre; mientras que la capital sólo puede hacerlo (y sólo en una pequeña parte del territorio) en agosto y en Semana Santa. En el caso de Málaga se da la circunstancia de que la zona delimitada deja fuera de ordenación a los negocios situados en la margen oeste del río Guadalmedina, lo que significa que cuatro de los principales centros comerciales de la ciudad -El Corte Inglés, Málaga Plaza, Centro Comercial Larios y Vialia- no pueden abrir en dichos periodos.

Hasta la fecha, la Junta de Andalucía se ha negado a liberalizar los horarios comerciales en toda la región al considerar que algo así podría afectar negativamente a los pequeños y medianos comercios, que se niegan a la ampliación de estas libertades.

Fotos

Vídeos