El Gobierno condiciona el nuevo puente de la Azucarera a un estudio que tardará dos años

Aspecto del puente de la Azucarera en una de las trombas caídas en los últimos años/Ñito Salas
Aspecto del puente de la Azucarera en una de las trombas caídas en los últimos años / Ñito Salas

El Ejecutivo central no concreta plazos para ejecutar una actuación clave para reducir el riesgo de inundación en la zona del Guadalhorce

Jesús Hinojosa
JESÚS HINOJOSAMálaga

La urgencia con la que los empresarios de los polígonos del entorno del Guadalhorce reclaman la sustitución del puente de la Azucarera, el de la antigua N-340, por uno de mayores dimensiones, acorde con el encauzamiento del río que se llevó a cabo años atrás, se topa con el freno de la Administración. Esta medida, que resulta clave para reducir el riesgo de inundación en todo este entorno del oeste de la capital, está actualmente condicionada por la elaboración de un estudio para el que se ha estimado un plazo de elaboración de dos años y que determinará a nivel nacional el orden de prioridad de las actuaciones de este tipo contempladas en los planes de gestión del riesgo de inundación y planes hidrológicos de las respectivas cuencas.

Así lo ha señalado el Gobierno central, responsable de acometer esta infraestructura, en una respuesta parlamentaria al diputado del PSOE por Málaga Miguel Ángel Heredia. En ella se señala que el pasado mes de noviembre, el Ministerio de Agricultura y Pesca, Alimentación y Medio Ambiente sacó el concurso para el servicio de «elaboración de los estudios de coste beneficio, viabilidad y priorización de las obras estructurales incluidas en los planes de gestión del riesgo de inundación y planes hidrológicos de cueca». El Ejecutivo explica que el objeto de ese contrato es la recopilación de los antecedentes de esas obras pendientes, la realización de los estudios necesarios respecto a «su funcionalidad en materia de reducción del riesgo de inundación existente», el análisis de los costes y los beneficios, así como de la viabilidad de la tramitación ambiental de cada proyecto, disponibilidad de los suelos, apoyo social, etcétera.

«Con eso, tras esa primera fase, se priorizarán estas medidas, para posteriormente realizar la documentación técnica básica para el inicio de la tramitación ambiental de las actuaciones seleccionadas», añade la respuesta, que asegura que, entre las actuaciones que van a ser analizadas en ese estudio de prioridades, se encuentra la de la «sustitución del puente sobre la antigua N-340 y ampliación de la capacidad del encauzamiento existente, al objeto de saber qué lugar ocupa en la priorización que se realice, en relación con otras actuaciones estructurales».

La ampliación de la pasarela forma parte de un paquete de unas 60 medidas a nivel nacional

El diputado socialista Miguel Ángel Heredia preguntó específicamente al Gobierno por la planificación plurianual prevista para construir el nuevo puente, la partida económica prevista para ello en este año 2018, el coste de las obras, la fecha de inicio, los plazos y el acuerdo al respecto con el Ayuntamiento de la capital. Sin embargo, el Ejecutivo se limita a condicionar la realización de esta demandada infraestructura al citado análisis de prioridades respecto a las 60 obras contempladas en los planes hidrológicos y de gestión del riesgo de inundación hasta el año 2033 en todo el territorio nacional.

En una anterior respuesta parlamentaria a Miguel Ángel Heredia, el Gobierno ya admitió que le corresponde la ejecución de esta obra porque así está contemplado en los citados planes hidrológicos que aprobó la Administración estatal. Además, está declarada de interés general en la Ley 10/2001, de 5 de julio, del Plan Hidrológico Nacional.

Se ha estimado un coste de unos 60 millones de euros para la sustitución del puente de la Azucarera, que quedó sin realizar en la operación del encauzamiento de la desembocadura delGuadalhorce, por lo que el actual puente ejerce como un tapón en el discurrir de las aguas del río, lo que provoca que se inunden los polígonos de su entorno. Además, esta situación frena y condiciona el desarrollo de varios proyectos empresariales pendientes en la zona.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos