El Gobierno admite que le corresponde sustituir el puente de la Azucarera

El puente de la Azucarera, en las inundaciones de diciembre de 2016. /Ñito Salas
El puente de la Azucarera, en las inundaciones de diciembre de 2016. / Ñito Salas

El Ejecutivo central reconoce en una respuesta parlamentaria al PSOE que los planes de inundabilidad aprobados le atribuyen esta obra

Jesús Hinojosa
JESÚS HINOJOSAMálaga

Ha tenido que pasar un año para que el Gobierno central matice su postura respecto a una obra decisiva para reducir el riesgo de inundación que pesa sobre los polígonos del entorno de la desembocadura del Guadalhorce y que condiciona las inversiones que se quieren poner en marcha en esta zona de la ciudad. Se trata de la sustitución del puente de la Azucarera, el de la antigua N-340, por uno de mayores dimensiones, acorde con el encauzamiento del río que se llevó a cabo años atrás. Esta carencia hace que, en momentos de fuertes lluvias, el puente actúe a modo de barrera que impide que el agua fluya hacia el mar, abarcando toda la capacidad del encauzamiento.

En una respuesta al diputado del PSOE por Málaga Miguel Ángel Heredia, el Ejecutivo central admite que esta actuación está «atribuida a la Administración General delEstado» en el Plan de Gestión del Riesgo de Inundaciones que abarca la zona del Guadalhorce y que fue redactado por la Junta de Andalucía y ratificado posteriormente por el Gobierno de Madrid. Asimismo, la respuesta señala que este proyecto forma parte de la intervención denominada «Adecuación del curso bajo del río Guadalhorce», declarada de interés general por el Plan Hidrológico Nacional de 2001.

El contenido de esta respuesta parlamentaria contrasta con la que, sobre el mismo asunto, remitió el Gobierno al diputado Miguel Ángel Heredia a finales de 2016 y en la que se hacía hincapié en que el puente forma parte de la red viaria cedida al Ayuntamiento de Málaga en 2013, coincidiendo con la entrega de los suelos del campamento Benítez para habilitarlos como parque. A renglón seguido, aquella otra respuesta indicaba que, al formar parte de una vía que es de titularidad municipal, es el Consistorio el que debería promover las actuaciones que se realicen en ella, dando a entender que entre ellas se encontraría la sustitución del puente de la Azucarera.

Sin fecha

En cambio, en esta otra respuesta, ese matiz ya no se cita y se reconoce que esta intervención ha quedado atribuida a la Administración central en los planes oficiales aprobados por ella misma. En ellos se cuantifica en un coste de unos 60 millones de euros. No obstante, el Gobierno no pone fecha para su realización y se limita a informar de que el Ministerio de Medio Ambiente ha presentado a los ayuntamientos de Málaga, Cártama y Alhaurín de la Torre, y a los representantes de la Junta, los primeros resultados del trabajo que realiza, a través del Centro de Estudios y Experimentación de Obras Públicas (Cedex), «para actualizar y poner al día los estudios hidráulicos del encauzamiento y los puentes existentes en el curso bajo del río Guadalhorce», señala la respuesta al PSOE.

«Las conclusiones de estos trabajos definirán las actuaciones a emprender para adecuar el curso bajo del río Guadalhorce, sustituir el puente sobre la antigua carretera N-340 y ampliar su capacidad de encauzamiento, tal y como establece el Plan de Gestión de Riesgo de Inundaciones de las Cuencas Mediterráneas Andaluzas», añade la respuesta parlamentaria, en la que se concreta que el Cedex ha recopilado toda la información hidráulica disponible sobre este tramo del río y está analizando «los efectos sobre el Guadalhorce de los puentes existentes con las más modernas tecnologías de modelación matemática, estando en este momento estudiándose el comportamiento del puente proyectado».

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos