Gestrisam revisará el expediente de Rosario, la mujer endeudada para pagar la plusvalía

Esta vecina de Churriana, que intervino el lunes en el Salón de Plenos, promueve una plataforma de afectados por este impuesto

Francisco Jiménez
FRANCISCO JIMÉNEZMálaga

La historia de Rosario Carrión, la malagueña que ha tenido incluso que pedir un préstamo para pagar el impuesto de plusvalía, ha servido para ponerle cara a lo injusto que puede llegar a ser este tributo cuando se hereda el inmueble de un familiar. Pero más allá de que su testimonio el lunes en el Salón de Plenos del Ayuntamiento sustentara la tesis de todos los grupos de la oposición, que exigen eliminar el requisito de la convivencia durante dos años con el fallecido en el domicilio que se hereda y que se tengan en cuenta a la hora de acceder a las bonificaciones otros supuestos como el de esta mujer (cuidó durante cinco años a su madre, discapacitada, pero en su casa), también ha permitido que el Consistorio se comprometa a revisar su expediente y a buscar alguna fórmula para rebajarle la penalización. «Me emocioné cuando el gerente de Gestrisam se acercó y me dijo que van a mirar lo mío porque son tres años de lucha y de alegaciones que no han sido atendidas», relataba ayer.

Noticias relacionadas

Eso sí, su batalla no se va a quedar ahí, ya que está promoviendo la creación de una plataforma de afectados y una recogida de firmas (en las puertas de Gestrisam y a través de Change.org) para reclamar que se reduzca la plusvalía en caso de herencia. «Yo sólo soy una de las muchas criaturas que lo están pasando muy mal», precisa. Rosario no liquidó el impuesto cuando su madre falleció en 2013 porque, siendo mal asesorada, creyó que no debía hacerlo porque el piso de sus padres, en la plaza de Bailén, tenía más de 30 años. Ése fue su error. En marzo de 2016 el órgano de Gestión Tributaria (Gestrisam) se topó con que entre la cuota fijada, el recargo de apremio, los intereses de demora y las sanciones debía a la hacienda municipal 12.500 euros, por lo que tuvo que pedir un crédito. El resultado: 19.000 euros por un piso con un valor catastral de 45.928 euros.

Fotos

Vídeos